jueves, 11 de junio de 2015

EL COMITÉ DE ACTIVIDAD FÍSICA DE LA AEP ELABORA UNOS CONSEJOS PARA CONSEGUIR EL EQUILIBRIO ENERGÉTICO EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Los especialistas presentes en el Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP), que se celebra estos días en Bilbao, manifiestan su unión y adhesión a estas recomendaciones


 
 
·           Aunque el sobrepeso y la obesidad son un problema multifactorial, su resultado es fruto de un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético
 
·           Estas recomendaciones tienen como objetivo revisar los componentes del balance energético en niños y adolescentes de entre 9 y 17 años y  dar a conocer los beneficios que el ejercicio físico tiene para la salud  en edades tempranas
 
·           En el caso de este colectivo se debe tener en cuenta que la ingesta debe ser suficiente para cubrir las necesidades y los requerimientos del crecimiento y desarrollo

·           Además, fomentando la actividad física en estas edades creamos hábitos saludables que serán determinantes en la salud del adulto
 
·           En definitiva, los niños y adolescentes tienen que moverse, jugar, sumar calorías gastadas con las diferentes actividades para que al cabo del día la energía ‘quemada’ compense a la ingerida; de este modo se evitará el sobrepeso y la obesidad y se realizará una excelente inversión en la salud del futuro