jueves, 18 de junio de 2015

Dos tercios de las personas que padecen hiperhidrosis tienen antecedentes familiares.

La sudoración excesiva limita a los que la sufren hasta el punto de condicionar la elección entre un trabajo y otro.
Para el tratamiento de la hiperhidrosis axilar, la toxina botulínica tipo A reduce el volumen de sudor en el 93% de los casos y la mejoría es notoria en la primera semana de tratamiento.
Se calcula que en España más de 1.200.000 personas conviven con esta patología. Su causa es desconocida, aunque dos tercios de los pacientes tienen un familiar con hiperhidrosis.

Las personas con hiperhidrosis producen sudor en cantidades mucho más grandes de las necesarias para controlar su temperatura corporal, especialmente en las palmas de las manos, las plantas de los pies y las axilas”, explica el Dr. José Luis López Estebaranz, dermatólogo y profesor en la Universidad Rey Juan Carlos. “Esta patología afecta por igual a hombres y a mujeres y se empieza a manifestar desde la infancia y la adolescencia”, añade.
¿Qué puedo hacer para luchar contra la hiperhidrosis?
ü  Usar prendas que sean frescas. Las fibras naturales pueden ser frescas pero absorben sudor y permanecen húmedas. Algunas fibras sintéticas menos frescas repelen el sudor y permanecen secas. Tenga disponible ropa para mudarse durante el día
ü  Mantener un ambiente en el trabajo fresco y bien ventilado
ü  Evitar el consumo de alcohol, café, té, tabaco y alimentos picantes
ü  Reducir el estrés, la tensión y la ansiedad
ü  Mantener una buena higiene corporal. De esta forma evitará el mal olor corporal, si bien no el exceso de sudoración