jueves, 25 de junio de 2015

Clínica CEMTRO e ICUA crean una de las unidades de cirugía prostática más avanzadas del mundo

La Clínica CEMTRO de Madrid y el ICUA (Instituto de Cirugía Urológica Avanzada) han puesto en marcha la Unidad de Cirugía Prostática Avanzada, que pretende ser una de las más vanguardistas en el diagnóstico y tratamiento de las afecciones de la próstata en Europa. Para eso cuentan con dos de los cirujanos urológicos más prestigiosos del continente, el urólogo francés Richard Gaston, padre de la laparoscopia urológica y  pionero en cirugía robótica,  y el doctor Fernando Gómez Sancha, que introdujo la cirugía urológica con láser en España  y ha desarrollado la técnica de enucleación prostática con láser verde para la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP).


Esta unidad une, por primera vez en Europa, los procedimientos más avanzados en diagnóstico y tratamiento de la patología prostática. Se trata del último modelo de robot quirúrgico (Da  Vinci XI), para la prostatectomía laparoscópica (extirpación de la próstata sin secuelas); el mapeo prostático transperineal, que utiliza la inteligencia artificial para el diagnóstico del cáncer de próstata; y la enucleación prostática con láser verde para la HBP.


El doctor Gaston, de la Clínica San Agustín de Burdeos (Francia), realizó en Europa la primera prostatectomía radical por laparoscopia para el tratamiento del cáncer de próstata, y es uno de los pioneros mundiales en el empleo de tecnología robótica a partir de ahora se incorpora al equipo médico de ICUA-CEMTRO, y operará en la clínica madrileña de manera exclusiva en España.


La cirugía robótica Da Vinci “ha supuesto una revolución en el campo de la urología, en especial en el tratamiento de patologías como el cáncer de riñón, vejiga y, especialmente, de próstata donde ofrece al paciente unos resultados funcionales excelentes en términos de mantenimiento de la potencia sexual y la continencia urinaria”, explica el doctor Gaston. La seguridad es clave en la cirugía de próstata, advierte. “A los pacientes  les asustan las posibles secuelas. La cirugía robótica de próstata es la mejor opción cuando está indicada la intervención quirúrgica, porque la eficacia es máxima y la probabilidad de estas complicaciones es mucho menor”, añade.


El robot Da Vinci es un sistema robótico asistido por ordenador que amplía la capacidad del cirujano para intervenir de forma menos invasiva, lo que reduce las complicaciones y  la estancia hospitalaria. Su cuarta versión combina la funcionalidad de un sistema de brazos quirúrgicos suspendidos con la flexibilidad de una plataforma móvil. Esto permite la colocación del carro quirúrgico en cualquier posición alrededor del paciente y el cirujano puede percibir la imagen en 3D de alta definición.


Precisión diagnóstica: Mapeo Prostático Transperineal
Con la adquisición de esta nueva tecnología por ICUA, se refuerza la capacidad de diagnóstico de la Unidad de Cirugía Prostática Avanzada. El pasado año, se inició con éxito, por primera vez en España, el mapeo prostático transperineal. Consiste en una técnica para el diagnóstico del cáncer de próstata basada en la biopsia por fusión de imágenes que mejora la precisión diagnóstica en más del doble (del 40% al 90%) y reduce el riesgo de sepsis en un 300% (del 3% al 0,01%).


Uno de los objetivos de la unidad es que el paciente obtenga el resultado de la biopsia al día siguiente. “Para los pacientes, uno de los momentos más angustiosos durante el proceso de su enfermedad es el tiempo de espera entre la sospecha de cáncer de próstata y el diagnóstico, y entre éste y la decisión final de tratamiento”, comenta el doctor Fernando Gómez Sancha, director de ICUA. Con el mapeo prostático “podemos obtener resultados mucho más concluyentes, y los recibimos al día siguiente de la prueba, con lo que la decisión terapéutica (mantener vigilancia, operar, tratar con radioterapia…) se toma antes y con más seguridad”, añade.


El doctor Gómez Sancha, introductor de la cirugía urológica con láser en España, ha desarrollado una innovadora técnica de enucleación prostática con láser verde. Esta técnica permite tratar HBP en casos de próstatas de gran tamaño que no podían ser tratadas por los métodos mínimamente invasivos disponibles hasta el momento.