lunes, 29 de junio de 2015

Bioibérica ensayará en humanos un nuevo compuesto que evita la pérdida de memoria en pacientes con Alzheimer leve

Un nuevo compuesto de origen animal, aislado a partir del cerebro porcino y desarrollado íntegramente por investigadores de Bioibérica, ha conseguido resultados positivos a la hora de ralentizar el avance del Alzheimer en siete estudios con animales. Se trata del llamado PRJ212 que presenta un mecanismo de acción novedoso basado en la neuroprotección y que podría evitar la pérdida de memoria en pacientes en fase leve.
Acabamos de depositar la patente y ahora el siguiente paso es probar este prometedor compuesto en humanos. Tenemos previsto empezar ensayos clínicos en pacientes con Alzheimer el último trimestre de este año”, explica Daniel Martínez, el director de I+D de la división de Salud Humana de Bioibérica y responsable del proyecto.
Bioibérica es una compañía biotecnológica especializada en la extracción de biomoléculas de alto valor terapéutico, a partir de tejidos de origen animal. Es referente mundial en la producción de heparina (el anticoagulante más usado) y de condroitín sulfato (un fármaco para la artrosis). “Este proyecto responde a nuestra estrategia de innovación para desarrollar continuamente nuevos compuestos que puedan tener una aplicación en la ciencia. En este caso, además, nos sentimos especialmente orgullosos porque se trata de una investigación hecha cien por cien por la compañía, fruto del trabajo positivo desde las fortalezas personales de nuestro equipo”, declara José Escaich, consejero delegado de Bioibérica.
El objetivo de Bioibérica es sacar al mercado un “médical food”, un alimento para propósitos médicos específicos que, consumido de forma regular, ayude a evitar la pérdida de memoria a los pacientes con Alzheimer leve. “Creemos que el abordaje de la enfermedad desde la nutrición es una estrategia prometedora ya que numerosos estudios epidemiológicos sugieren que los pacientes con Alzheimer tienen unas necesidades nutricionales especiales”, añade Martínez.
Se calcula que más de 15 millones de personas en todo el mundo sufren Alzheimer. Una prevalencia que se podría duplicar en 2030.