viernes, 8 de mayo de 2015

Un estudio español revela que los métodos de PronoKal Group® permiten una pérdida de peso rápida que mantiene resultados 2 años después

PronoKal Group® presenta los resultados del Estudio ProKal® a 24 meses en el 22nd European Congress on Obesity (ECO), mostrando cómo una pérdida de peso rápida al inicio del tratamiento logra mantener resultados 2 años después. Ello lo respaldan las últimas investigaciones en materia de obesidad, que ya apuntan a que una pérdida de peso rápida en los primeros meses de tratamiento representa una buena opción para mantener el peso a largo plazo. La presentación de los resultados en este marco de excepción respalda la labor realizada por la compañía en los últimos 10 años.

Una pérdida de peso que se mantiene hasta 2 años después

Según datos del Estudio ProKal®, tras 2 años, cerca del 60% de los pacientes tratados con métodos de PronoKal Group® -basados en un abordaje multidisciplinar y dieta cetogénica baja en grasas durante la primera etapa- mantienen una pérdida de peso superior al 10% de su peso inicial. Tal y como apuntan recientes investigaciones, una pérdida de peso rápida como la que ofrece este tratamiento, en el que a los dos meses se pierden cerca de 13 kg, es uno de los principales motivos que favorecen el mantenimiento del peso a largo plazo porque la motivación del paciente aumenta y su adherencia al tratamiento también.

Además, los resultados a 24 meses del Estudio ProKal® refuerzan todavía más la mayor efectividad de los tratamientos de PronoKal Group® frente a la dieta hipocalórica, tanto para perder peso de forma rápida como para mantenerlo a medio y largo plazo. Durante todo el proceso, la pérdida de peso lograda con la dieta cetogénica baja en grasas es 3 veces superior a la conseguida con la hipocalórica: a 12 meses, por ejemplo, se pierden cerca de 20 kg con cetogénica baja en grasas frente a sólo 7 kg, que se consiguen con la hipocalórica. Asimismo, se muestra cómo la dieta cetogénica baja en grasas logra mantener fuera del índice de obesidad (IMC>30) a los pacientes durante más de un año, mientras que la hipocalórica no consigue que los pacientes dejen de ser obesos en ningún momento, y por lo tanto, no evitan padecer otras enfermedades asociadas a la obesidad y vinculadas con un alto riesgo cardiovascular (hipercolesterolemia, diabetes tipo 2, entre otras). 

En palabras de Josep Mª Francés, Director de PronoKal Group® Iberia: “Estos datos suponen la demostración empírica de que con nuestros tratamiento es posible abordar la obesidad logrando una pérdida de peso rápida y efectiva desde los primeros meses, y  evitando, a su vez, la recuperación del peso perdido”.