lunes, 4 de mayo de 2015

Más de 1.800 farmacéuticos se han acreditado para preparar Sistemas Personalizados de Dosificación con el apoyo de Mylan

Comprometida con establecer nuevos estándares en salud, Mylan, una de las compañías farmacéuticas líderes a nivel mundial, ha proporcionado en nuestro país un programa de formación presencial y online sobre el Sistema Personalizado de Dosificación (SPD). Gracias a esta formación, 1.828 farmacéuticos comunitarios de todas las Comunidades Autónomas se han acreditado para preparar Sistemas Personalizados de Dosificación para los pacientes. Desde su puesta en marcha en 2012, ya son 11 los Colegios Oficiales de Farmacéuticos con los que se ha llevado a cabo este proyecto.

La adherencia al tratamiento, clave para una buena salud
Un olvido o un error a la hora de tomar la medicación pueden suponer un problema no sólo para el paciente sino también para la salud pública. Según la OMS, en los países desarrollados el cumplimento del tratamiento por parte de los pacientes con enfermedades crónicas es de sólo el 50% y el cumplimiento es todavía mucho menor en los países en desarrollo. Esta es la principal causa de que no se obtengan todos los beneficios que los medicamentos pueden proporcionar a los pacientes y el desperdicio de recursos asistenciales.
Entre las soluciones concebidas para mejorar la adherencia de los pacientes, el Sistema Personalizado de Dosificación desempeña un papel fundamental. “Los estudios que hemos hecho hasta ahora demuestran que hay una mejora general de cumplimiento en el tratamiento gracias al SPD, especialmente en los pacientes que viven solos, pacientes crónicos, polimedicados y de edad avanzada. Esto repercute en que los pacientes tienen menos ingresos hospitalarios disminuyendo también el número de medicamentos que se toman, lo que supone a su vez un ahorro para el Sistema Nacional de Salud”, ha asegurado Montse Iracheta, Farmacéutica Comunitaria en Santa Coloma de Gramenet y vocal de SEFAC, quien ha subrayado que cualquier servicio profesional farmacéutico de índole asistencial, como es el SPD, pone en valor tanto la figura del farmacéutico como de la farmacia.

Sistema Personalizado de Dosificación: una respuesta para mejorar la asistencia a los pacientes

El SPD consiste en un blíster preparado por la farmacia donde se colocan los diferentes comprimidos, cápsulas, etc. ordenados por tomas y días de la semana para evitar confusiones y facilitar el cumplimiento terapéutico de lo prescrito en los pacientes crónicos y polimedicados, ayudándoles a minimizar el riesgo de sobredosis u olvidos, que pueden comprometer su salud.

El objetivo general de esta iniciativa promovida por Mylan es formar a los farmacéuticos comunitarios en el uso del Sistema Personalizado de Dosificación a través de un procedimiento normalizado de trabajo (PNT), un manual de requisitos mínimos, presentado el 19 de septiembre de 2013 por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), que ofrece un marco normativo común a todas las comunidades mediante las bases necesarias para realizar el SPD. Por colegios, es el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) el que más farmacéuticos comunitarios ha formado dentro del proyecto, en concreto 688 durante 14 sesiones online.

Durante los programas de formación, que se pueden realizar online o presencialmente, se profundiza en los requerimientos y requisitos técnicos de la  Farmacia Comunitaria para dispensar este nuevo servicio, el consentimiento informado, las directrices, y los procedimientos normalizados de trabajo para poder llevar a cabo este servicio. También se abordan en profundidad conceptos importantes como las causas del incumplimiento farmacológico y la herramienta del SPD para mejorar la adherencia al tratamiento, junto a situaciones especiales y las distintas herramientas existentes. Las Farmacias Comunitarias que se acrediten en el Sistema Personalizado de Dosificación podrán ofrecer esta herramienta de seguimiento a sus pacientes.

El SPD forma parte además de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud SNS, según ha quedado de manifiesto a través del Acuerdo Marco de Colaboración de Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Su objetivo es configurar una nueva Farmacia asistencial, enfocada al paciente y a dar respuesta a los retos del sistema. En España,  Andalucía, País Vasco, Extremadura, Cataluña y Murcia son comunidades pioneras en regular y ofrecer este servicio, en algunos casos incluso de forma remunerada.

Farmacéuticos, figura clave en la aplicación del SPD

Javier Anitua, Director General de Mylan España, ha señalado que “en Mylan estamos comprometidos con el farmacéutico y con nuestro modelo de farmacia, y queremos proponer herramientas y formación útiles para los pacientes y los profesionales. Estamos convencidos de que el rol del farmacéutico es fundamental como garante del medicamento y del control de la adherencia terapéutica de los pacientes, por lo que el SPD es una herramienta excelente para estos profesionales”. Anitua ha recalcado que el servicio tiene su razón de ser en el amplio envejecimiento de la población y en los problemas existentes de cumplimiento de los tratamientos. "El SPD aporta valor añadido al ciudadano y, con ello, se evoluciona hacia una asistencia sanitaria más ágil, ac­cesible y efectiva”.

Uno de los principales objetivos de estas actividades de formación es implicar a la comunidad farmacéutica en la promoción de la salud y prevención de la enfermedad a través de la Atención Farmacéutica Comunitaria. “El crecimiento de este proyecto ha sido progresivo y ha tenido una acogida cada vez mejor”, afirma Montse Iracheta. Es importante que los farmacéuticos conozcan esta estrategia de adherencia y cumplimiento. Para ello, necesita un aprendizaje práctico en su uso. El SPD no solo aporta un valor añadido a la Farmacia Comunitaria sino que también es una herramienta de atención farmacéutica para mejorar el cumplimiento fármaco-terapéutico y evitar el error, el olvido de las tomas y facilitar la administración de la medicación”.

Para la farmacéutica, desde que se firmó el PNT de requisitos mínimos para poner en marcha este tipo de servicio, el número de farmacias que hacen la formación está aumentando. Resulta imprescindible que se utilicen criterios comunes para la inclusión de pacientes en los SPD y que esta actividad sea regulada y remunerada. También es necesario que se registren los datos extraídos del SPD para obtener conocimiento y valor añadido de este sistema”.

Después de tres años de funcionamiento del proyecto, los responsables confirman que se dará continuación al mismo durante el año 2015 y esperan ampliar la red de colegios que forman parte del proyecto y la asistencia a los farmacéuticos.