viernes, 8 de mayo de 2015

La vacunación en el trabajo evita el absentismo, el “presentismo” y la transmisión de enfermedades

La importancia de la prevención de enfermedades por medio de la vacunación en el medio laboral viene dada porque el trabajador no solo puede padecer la enfermedad, sino que la puede transmitir. En el caso de muchas enfermedades infecciosas, la vacunación puede contribuir a disminuir el absentismo que, por ejemplo, en el caso de la gripe puede llegar a suponer una pérdida media de 4,5 días en el trabajador afectado, y el “presentismo”, que hace referencia al hecho de que el trabajador acuda al centro de trabajo enfermo por temor a perder su puesto, lo que puede contribuir al contagio de otros trabajadores y, en el medio sanitario, de los pacientes.


Las vacunas que se administran a los trabajadores varían en función de las necesidades. En este sentido, el Dr. Gregorio Gil López, de Gabinete Médico del Ministerio de Presidencia, moderador de las VII Jornadas de Actualización de Vacunas en el Medio Laboral, que se han celebrado en el Ministerio de Presidencia, recuerda que “cuando existe una vacuna eficaz frente a una infección debe ponerse a disposición de los trabajadores por parte del empresario”, según recoge en su Anexo VI el Real Decreto 664/97 sobre La protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, que es el que regula la protección frente a los procesos infecciosos en el medio laboral.