sábado, 23 de mayo de 2015

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y BIAL ponen en marcha un estudio Delphi para evaluar la incidencia de inducción del parto en España


  • La inducción del parto (IDP), en embarazos a término precoz (37-38 semanas), ha pasado de un 2 a un 8%, en parte, debido a causas ajenas a criterios médicos

  • La IDP no solo tiene implicaciones médicas maternas y/o fetales, sino que afecta también a toda la estructura asistencial implicando una sobrecarga en las salas de parto con respecto a los partos de inicio espontaneo

  • La tasa de cesáreas de un hospital está relacionada con el protocolo de inducción del parto, pudiendo incrementar los costes del proceso


  • Este proyecto pretende hacer un abordaje a la inducción al parto en la actualidad y conocer el estado actual de esta práctica en nuestro país