viernes, 15 de mayo de 2015

Expertos en cirugía oftalmológica destacan el papel de las últimas tecnologías en la mejora de la seguridad y la rapidez de las intervenciones de catarata

En el marco del 30º Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Ocular Implanto-Refractiva, más de 350 especialistas en cirugía oftalmológica de toda España se han reunido en el encuentro “Perlas Faco-Refractivas”, un evento quirúrgico de primer nivel dirigido por el Dr. Humberto Carreras, Codirector médico de Eurocanarias Oftalmológica, y moderado por el Dr. Javier Mendicute, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Donostia.
 
Esta XIV edición del encuentro, organizado por Alcon, tiene como objetivo “ser el ágora donde algunos de los oftalmólogos más relevantes del país expongan sus criterios y experiencias sobre los últimos avances en cirugía de catarata”, ha explicado el Dr. Carreras.
 
Y es que el encuentro contará con la retransmisión en directo en el Auditorio Alfredo Kraus de tres cirugías de catarata realizadas en la clínica Eurocanarias Oftalmológica, que según el mismo doctor, “permiten a todo el público asistente conocer y comprobar los importantes beneficios que los últimos avances tecnológicos representan para los pacientes”.
 
Al respecto, el Dr. Mendicute ha querido señalar que “las cirugías en directo aportan claves para desenvolverse en situaciones clínicas y para incorporar nueva tecnología, por lo que son un foro ideal para que los oftalmólogos planteen preguntas independientemente de su nivel de experiencia”.
 
La cifra de intervenciones quirúrgicas para solucionar problemas de cataratas alcanza cada año en España las 350.000 operaciones. Además, se estima que el 11,1% de la población española (sin contar amétropes) se somete a algún tipo de operación para la corrección de sus problemas refractivos, lo que representó en 2012 unas 125.000 cirugías refractivas. Y es que el 77,6% de los españoles necesitan corrección visual y los problemas refractivos más comunes entre los españoles son la miopía (31%), la presbicia (31%), el astigmatismo (24%) y la hipermetropía (12%).
 
La catarata, la opacidad de la lente natural del ojo debida al envejecimiento o a una lesión, es la principal causa de ceguera evitable en todo el mundo. Las cataratas asociadas a la edad causan el 48% de las cegueras, es decir, más de 18 millones de personas, y provocan una visión deficiente en muchos millones s.
La cirugía de la catarata es uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes, cada año se realizan en el mundo casi 22 millones de intervenciones. El número de intervenciones de catarata está creciendo rápidamente debido a los cambios demográficos y al acceso creciente a la atención médica en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud calcula que hacia el o 2020 se realizarán en el mundo más de 32 millones de operaciones de cataratas al o. Además, los estándares en este tipo de cirugía están avanzando, dando lugar a una demanda de innovaciones y nuevos equipos.
En palabras del Dr. Ramón Ruiz Mesa, miembro de la Junta Directiva de SECOIR, “en los últimos años la cirugía faco-refractiva ha evolucionado mucho y hoy en día, ni pacientes ni cirujanos contemplan la intervención de cataratas sin una finalidad refractiva”.
 
En esto coincide el Dr. Carreras, que considera que “el paciente no sólo busca eliminar la patología que padece, sino también dejar de lado la dependencia de las gafas en el mismo procedimiento. Gracias a las últimas tecnologías de apoyo al cirujano, podemos realizar las exploraciones pertinentes y establecer una planificación quirúrgica que se envía de modo automático a los equipos de última tecnología, que se programan para llevar a cabo la intervención con gran precisión, mejorando con ello los resultados refractivos del paciente”.
Al respecto, el Dr. Mendicute ha explicado que “las últimas plataformas tecnológicas de apoyo al cirujano suponen la integración de lentes tóricas – para astigmatismo-, equipos de diagnóstico y terapéuticos”.
Para el Dr. Ruiz Mesa, los últimos avances tecnológicos aplicados a la cirugía de catarata “amplían el margen de seguridad, minimizando el margen de error tanto en el planteamiento quirúrgico como en su realización y posterior resultado. Asimismo, el paciente se encuentra con una intervención más segura y predecible, por lo que mejora su grado de satisfacción.
Y es que, tal y como explica el Dr. Carreras, gracias a los avances tecnológicos “la cirugía faco-refractiva es uno de los procedimientos quirúrgicos más seguros, donde las complicaciones graves son muy excepcionales”.

“Uno de los más impresionantes avances tecnológicos que estamos asistiendo en la actualidad es la posibilidad de