domingo, 31 de mayo de 2015

Entre un 80% y un 90% de los pacientes de hepatitis C se curan con los fármacos disponibles actualmente



La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha incluido entre los temas principales de su Congreso anual la epidemiologia de la hepatitis C y el estado del tratamiento de esta enfermedad en nuestro país. El Congreso, que reúne a más de 1.200 profesionales,  se celebra estos días en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla.
 
Los expertos más destacados en el ámbito de las enfermedades infecciosas, y en concreto en hepatitis C, han presentado los resultados de eficacia y seguridad que se están obteniendo con antivirales directos en condiciones reales de uso en España. Según los datos presentados es posible afirmar que, con los fármacos actualmente disponibles, entre un 80% y un 90% de los pacientes tratados en condiciones reales de uso se curan, sea cual sea su situación clínica.
 
Las expectativas son optimistas ya que todo parece indicar que en los próximos años, y con la tasa de curación actual, habrá un descenso del número de infecciones activas. Esto se debe a que, dado que el único reservorio del virus es el ser humano, al haber un menor número de infectados la cantidad de transmisiones también descenderá, con lo que habrá aún un menor número de casos nuevos.
 
Según la SEIMC, la puesta en marcha del Plan Estratégico Nacional de Hepatitis C ha supuesto un notable avance en el tratamiento de estos enfermos, ya que en la actualidad es posible tratar en España a todos los que lo requieren con mayor prioridad. De todos modos, todavía existen ciertas diferencias en la implementación del Plan entre comunidades, que deberían intentan subsanarse en aras de lograr la equidad que todo sistema sanitario público debe garantizar.
 
Sin embargo, aún supone un reto luchar contra la hepatitis C en algunos casos que, por ejemplo, requieren interferón. Este es el caso de los enfermos cirróticos con genotipo 3. Según el doctor Juan Antonio Pineda, especialista de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología del Hospital Universitario de Valme (Sevilla), “uno de los retos más importantes en la actualidad es el desarrollo de nuevos fármacos con alta eficacia en este tipo de pacientes”. En este sentido, el doctor añade que “el precio de los fármacos es aún susceptible de disminuir, y tanto las administraciones públicas como las compañías farmacéuticas deberían trabajar en ese sentido. De ese modo podremos llegar a curar antes un mayor número de pacientes infectados”.
 
 
 
 
La evolución de la hepatitis C en España
 
Se estima que en España hay en torno a 450.000 pacientes infectados por VHC, de los cuales sólo unos 150.000 saben que son portadores de este agente. El doctor Juan Antonio Pineda señala quehacen falta campañas de cribado poblacional que, por un lado, ayuden a conocer el número preciso de pacientes infectados y, por otro, permitan identificar a cada uno de ellos para que puedan acceder lo antes posible al sistema sanitario y ser tratados de forma efectiva”.
 

En cuanto la evolución de la epidemia en nuestro país, hubo una primera oleada de infecciones por genotipo 1b, transmitidas a través de transfusiones de sangre y material sanitario insuficientemente desinfectado. Una vez que las condiciones sanitarias mejoraron y se introdujo el cribado de las donaciones de sangre para prevenir la transmisión de la hepatitis C, se produjo una segunda oleada transmitida esencialmente a través de la drogadicción parenteral con material compartido, en la que predominaron los genotipos 1a, 3 y 4. En la década de los 70 y 80 más de un 70% de los consumidores de drogas intravenosas llegaron a infectarse en nuestro país.