jueves, 28 de mayo de 2015

AstraZeneca y el Stem Cell Institute de Harvard investigarán juntos nuevos tratamientos para la diabetes

La compañía farmacéutica AstraZeneca ha anunciado recientemente la firma de un acuerdo de colaboración de cinco años de duración con el Instituto de Células Madre de Harvard (Harvard Stem Cell Institute, HSCI) para  adaptar una técnica que crea células beta humanas a partir de células madre para su uso en análisis  de la quimioteca de la compañía con el fin de descubrir nuevos tratamientos para la diabetes. Otro objetivo de esta colaboración es comprender mejor por qué la función de las células beta disminuye en la diabetes. Los hallazgos de la investigación se publicarán en revistas científicas revisadas por expertos y la comunidad científica en general podrá acceder a ellos.

En las personas con diabetes tipo 1, una respuesta autoinmune destruye las células beta y los pacientes deben inyectarse insulina para conseguir que las concentraciones sanguíneas de glucosa sean normales. En las personas con diabetes tipo 2, las células beta no funcionan correctamente o su cantidad disminuye. La cantidad y la disponibilidad de células beta humanas para fines de investigación son extremadamente limitadas. Pero un equipo dirigido por el profesor Doug Melton, co-presidente del HSCI e investigador del Instituto Médico Howard Hughes, ha desarrollado una técnica que permite conseguir cantidades ilimitadas de células beta a partir de células madre pluripotentes humanas obtenidas directamente de células adultas y similares en todos los aspectos importantes a las de las personas sanas1.

AstraZeneca proporcionará financiación a un equipo de investigadores del HSCI dirigido por el profesor Melton y también creará un equipo interno de investigación en Mölndal, Suecia, dedicado a la colaboración. Los científicos de ambas organizaciones trabajarán conjuntamente para descubrir los motivos biológicos causantes de la pérdida de la función y de la cantidad de las células beta humanas en la diabetes y para analizar compuestos en las células obtenidas con el fin de descubrir nuevos medicamentos que puedan restaurar la actividad de las células beta en los pacientes con diabetes.

Marcus Schindler, director de la Unidad de Enfermedades Cardiovasculares y Metabólicas y la Unidad de Medicamentos Innovadores y Desarrollo Temprano  de AstraZeneca, ha declarado lo siguiente: “Estamos muy interesados en el potencial de esta colaboración con la Universidad de Harvard. El grupo del profesor Melton ha conseguido avances extraordinarios en el proceso de diferenciación de las células madre humanas en células beta humanas y nuestros científicos están extremadamente interesados en trabajar con su equipo. El uso de esta nueva tecnología podría transformar la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos para los pacientes con diabetes”.

Por su parte, Isaac T. Kohlberg, director de la Oficina de Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Harvard, ha señalado lo siguiente: “El compromiso de AstraZeneca de establecer y financiar esta colaboración acelerará el desarrollo de nuevos medicamentos que podrían reducir la necesidad de que los pacientes con diabetes se inyecten insulina y prevenir las numerosas complicaciones potencialmente mortales de la diabetes. Esta colaboración constituye un ejemplo ideal de cómo las instituciones académicas y la industria farmacéutica deberían trabajar conjuntamente para bien de la sociedad y para mejorar las vidas de los pacientes”.