sábado, 23 de mayo de 2015

Artritis reumatoide: iniciar tratamiento en los tres primeros meses de la enfermedad aumenta las posibilidades de remisión

El Libro Blanco de la artritis reumatoide (AR) precoz se ha presentado en el marco del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología. Este libro de AR, que cuenta con el patrocinio de AbbVie, presenta como novedad un enfoque específico en la artritis reumatoide precoz, ya que es en esta fase inicial de la enfermedad cuando una intervención temprana multiplica las posibilidades de remisión del paciente.  En palabras del Dr. Alejandro Balsa, jefe de sección del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de La Paz y coordinador del Grupo de Trabajo ARCO (Artritis de Reciente Comienzo) de la Sociedad Española de Reumatología, “el Libro Blanco es un análisis de la situación actual de la atención de los pacientes con AR de reciente comienzo, identifica las áreas donde existen problemas, compara situaciones de diferentes regiones y ámbitos y propone soluciones para mejorar la atención a los pacientes”.
Como parte de la investigación que se ha llevado a cabo para  la elaboración del Libro, se ha realizado un estudio entre 94 pacientes que, con su opinión, han contribuido a ofrecer su visión de la enfermedad. Estos pacientes estiman en algo más de 14 meses el tiempo que transcurrió desde que comenzaron a sentir síntomas hasta que recibieron tratamiento.  Los expertos afirman que iniciar el tratamiento durante los primeros tres o cuatro meses multiplica las posibilidades de alcanzar la remisión del paciente.  En palabras del Dr. Balsa, “existe un periodo de tiempo muy corto, de unos tres o cuatro meses, durante los que, si el paciente iniciara el tratamiento, se alcanzarían tasas más altas de remisión de la enfermedad. Es lo que denominamos una ventana de oportunidad durante ese breve periodo de tiempo”. En este sentido, el Dr. Eugenio Chamizo, jefe de servicio de Reumatología del Hospital de Mérida, incide en que aumentan las posibilidades de “remisión del paciente cuando inicia tratamiento durante estos primeros 3 meses”. Para ello, afirma “es fundamental que el paciente sepa que síntomas como el dolor y la inflamación que le impiden, por ejemplo, abrocharse los botones de una camisa, pueden ser indicativos de una artritis reumatoide. Esta enfermedad provoca desde su aparición lesiones articulares que ya no se recuperan. Pero si somos capaces de tratar la enfermedad de forma precoz, podemos conseguir su remisión o, al menos, que el paciente no vaya acumulando daño”.