miércoles, 22 de abril de 2015

Reumatólogos abogan por implantar unidades multidisciplinares del aparato locomotor para garantizar la sostenibilidad

La implantación de Unidades Multidisciplinares del Aparato Locomotor en los hospitales sería una medida crucial que favorecería la sostenibilidad de la especialidad en el sistema sanitario, ya que se evitarían duplicidades en la realización de pruebas diagnósticas y se reducirían las listas de espera de los pacientes con patología musculoesquelética. “Hay pocos centros con este tipo de Unidades en marcha que ya han demostrado sus ventajas, por lo que sería bueno se generalizasen para conseguir un ahorro y racionalización del gasto, al mismo tiempo que repercutiría en beneficio del paciente, al disminuir sus tiempos de espera para las consultas”, ha afirmado el Dr. Santos Castañeda, del Hospital Universitario La Princesa de Madrid durante el IV Curso de Postgraduados de la Sociedad Española de Reumatología (SER), celebrado este fin de semana en Madrid, en colaboración con Roche.

Durante su ponencia ¿Es la Reumatología una especialidad sostenible?´, este especialista ha asegurado que “la respuesta al título de la charla es que sí. Sin embargo no hay muchos estudios objetivos sobre este tema, y no se puede generalizar para todos los entornos clínicos, ya que algunos hospitales están más concienciados que otros”. Además, ha añadido: “Es preciso el mantenimiento asistencial actual sin derroche de recursos”.

“No obstante, considero que los reumatólogos estamos trabajando en el buen camino para garantizar la sostenibilidad de nuestra especialidad, y estamos poniendo un gran esfuerzo; pero también necesitamos el apoyo de la Administración para poder lograr este objetivo”,  ha advertido el Dr. Castañeda.

En este sentido, ha destacado “muchas iniciativas interesantes” en este ámbito como por ejemplo los Hospitales de Día, las consultas de Enfermería en Reumatología, las Unidades de Incapacidades Laborales, las consultas monográficas de algunas de las enfermedades reumáticas, y la generalización del uso de la ecografía en Reumatología que ha posibilitado reducir el consumo de otras técnicas diagnósticas más costosas, permitiendo conservar recursos, sin perjudicar los diagnósticos y tratamientos. “Todas estas medidas revierten positivamente en el ahorro de los recursos disponibles”, ha constatado.

La puesta en marcha de Planes Estratégicos –como el de la Comunidad de Madrid ya presentado a la Administración- así como la aplicación de la filosofía de la Estrategia de Enfermedades Reumáticas y Musculoesqueléticas del Sistema Nacional de Salud son medidas clave en este ámbito que se deberían desarrollar de forma prioritaria y no “quedar en el olvido”. A su juicio, “la Administración debería potenciar este tipo de estrategias y dotarles de las herramientas necesarias para poder llevarlas a cabo, en beneficio de los pacientes y de la sostenibilidad del sistema, ya que supondrían una forma de racionalizar la asistencia y de ahorro importante”.

Finalmente, ha indicado el Dr. Castañeda, “aún no se han puesto en marcha todos los mecanismos necesarios para garantizar salidas razonables para un ejercicio sostenible de nuestra especialidad”.

Temas de gran interés para los reumatólogos
Durante el curso, que ha contado con el apoyo de Roche, también se han tratado otros temas de interés dentro del bloque de gestión como la consulta de transición en Pediatría, la prevención secundaria de la fractura osteoporótica y coordinación con Atención Primaria; o la gestión de tiempos en la actividad clínica.

Otras cuestiones debatidas durante el curso han sido la personalización en el tratamiento de la artritis reumatoide, la evaluación crítica de la imagen, la presentación de la guía de osteoporosis posmenopáusica, la terapia biológica en vasculitis, o la actividad del lupus eritematoso sistémico y sus implicaciones terapéuticas.