martes, 21 de abril de 2015

Novartis celebra la 19ª edición de su Día de la Solidaridad con más de 350 empleados como voluntarios

Hoy se ha celebrado una nueva edición del Día de la Solidaridad en la que colaboradores de Novartis de 63 países han realizado actividades voluntarias en beneficio de las personas más necesitadas de sus comunidades locales. Este año se ha celebrado la 19ª edición de esta jornada anual que conmemora la creación de Novartis en 1996. En esta ocasión, más de 27.000 colaboradores en todo el mundo han participado en una amplia gama de causas solidarias que han puesto de manifiesto el compromiso de la Compañía con la mejora de la salud y el servicio a la comunidad.

El Día de la Solidaridad es una iniciativa que goza de una excelente acogida por parte de los empleados de Novartis, que ven en ella una oportunidad de ayudar a quienes más lo necesitan en su entorno más próximo. Los colaboradores pueden escoger qué actividad de voluntariado desean realizar de acuerdo a diversas necesidades locales.
En España, más de 350 empleados del Grupo de todas las Compañías y Divisiones han participado en las distintas actividades organizadas en el área de Barcelona.
 
Un grupo de empleados ha destinado la jornada a participar con la Fundació Privada El Maresme, una entidad de iniciativa social sin afán de lucro que promueve e impulsa la integración social y la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual de la comarca del Maresme y de sus familias. Durante la jornada, los colaboradores se han encargado de realizar sencillas tareas de rehabilitación en Can Targa, un centro de Terapia Ocupacional situado en El Masnou (Barcelona).

“Con la acción voluntaria de Novartis, hoy vamos por un lado a rejuvenecer las paredes de los diferentes espacios, donde los usuarios del centro realizan diferentes actividades de terapia ocupacional, siguiendo su proyecto individual de desarrollo personal, y por otro vamos a habilitar un espacio de confort  para los usuarios que se van haciendo mayores y necesitan de más actividades pausadas y al aire libre; ésta será una zona ajardinada y decorada con plantas aromáticas. Estamos, por ello, muy agradecidos a Novartis por creer y colaborar en nuestro proyecto de dar una mejor calidad de vida a las personas con discapacidad intelectual”, ha declarado Marta Serra , Directora General de Can Targa.

Otro grupo ha optado por participar en las actividades organizadas junto a Fundación Grupo SIFU, que tiene como objetivo la integración laboral de las personas con discapacidad, poniendo un especial énfasis en la inserción cultural, social y deportiva de sus profesionales. Los colaboradores de Novartis han podido  participar en diferentes actividades de ocio inclusivo y deporte adaptado como un partido de fútbol 7, un taller de lengua de signos, una clase de zumba y una ginkana que tenía como herramienta principal un iPad por las calles del centro de Barcelona. Estas actividades entre empleados de Novartis y del Fundación Grupo SIFU se han celebrado en las instalaciones de la sede central de Novartis en Barcelona y la pista polideportiva del centro de producción de Novartis en Barberà del Vallès.


“Es importante que una empresa líder en su sector, como Novartis, sea el modelo para otros muchos al destinar recursos tanto materiales como personales a la RSC y, además, con especial atención en la inserción social y laboral de las personas con discapacidad, colectivo que padece un alto porcentaje de exclusión y que, hoy en día,  se ve doblemente afectado por la crisis existente. Las personas con discapacidad se superan día a día gracias a su espíritu de lucha y a sus capacidades, junto con todas las acciones que la sociedad les destina, entre ellas, la RSC” ha comentado Albert Campabadal, presidente de Grupo SIFU.

Otro  grupo de empleados de los centros de Barcelona, Barberà del Vallès y el Masnou han decidido colaborar junto a la Fundación Theodora, organización que trabaja por la humanización hospitalaria a través de payasos de hospital, los Doctores Sonrisa, para llevar alegría, reducir el estrés y romper, así, la rutina  de los niños, niñas y adolescentes hospitalizados y sus familias. Los colaboradores han podido pintar y decorar pijamas que después serán donados a los hospitales de Vall d’Hebron y Germans Trias i Pujol de Barcelona.

Para Fundación Theodora este tipo de iniciativas, como el Día de la Solidaridad, suponen una magnífica oportunidad de acercar, a través de una actividad  creativa, la realidad de los niños hospitalizados y sus familiares a otros colectivos y poder así hacer más llevadera la vida hospitalaria de los más pequeños; estamos muy agradecidos de poder ser parte de este día"”, ha declarado Javier Tejero, Director de la Fundación Theodora.

La donación de sangre en las oficinas centrales de Novartis es ya un clásico del Día de la Solidaridad y como en ediciones anteriores se ha realizado en colaboración con el
"Banc de Sang i Teixits". Este año una vez más se han unido los centros de trabajo de El Masnou y Barberà del Vallès, todos ellos en la provincia de Barcelona.

Novartis reafirma así un año más su compromiso como Compañía socialmente responsable, convirtiendo a sus colaboradores no sólo en receptores de una parte de la acción social de la empresa, sino también en actores de algunas de sus iniciativas. “De nuevo el Día de la Solidaridad pone de relieve el enorme entusiasmo de los empleados de Novartis, que con su espíritu solidario y compromiso han hecho de este Día una fecha señalada que todos esperamos año tras año. Este año además y como novedad les hemos animado a compartir su experiencia entre sus seguidores y amigos a través de las redes sociales con el hashtag #NovartisCPD2015”, según palabras de Montserrat Tarrés, Directora de Comunicación del Grupo Novartis en España.