martes, 28 de abril de 2015

Expertos recuerdan la importancia de una adecuada comunicación entre médico y paciente para conseguir objetivos terapéuticos

Profesionales de Atención Primaria de toda España se han reunido estos días en Toledo para actualizar sus conocimiento acerca de la diabetes tipo 2, su detección, tratamiento y control integral en las Jornadas Multidisciplinares sobre Diabetes de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). 

Este encuentro, que ha contado con la colaboración de Novartis, tiene como objetivo “mejorar el conocimiento de los profesionales que abordan una enfermedad tan común en el día a día de la Atención Primaria”, según ha explicado el Dr. Carlos Miranda, médico general y de familia del C.S. Buenavista Toledo, del Grupo Diabetes de la SEMG y coordinador científico de las jornadas.

Se estima que actualmente existen 246 millones de personas afectadas en todo el mundo, una cifra que puede llegar a los 380 millones en el año 2025 si se cumplen las últimas previsiones. En España, según datos del estudio Di@bet.es, la prevalencia de la diabetes se sitúa en torno al 12% y más del 90% tiene diabetes tipo 2. En el caso de Castilla-La Mancha, el 17,2% de la población mayor de 65 años padece diabetes.

“La diabetes tipo 2 es una enfermedad de gran prevalencia y con importante peso sanitario por su propio coste y el de sus complicaciones, pero cuyas repercusiones serán aún mayores en el futuro debido a que alcanzará proporciones epidémicas en todo el mundo”, ha alertado el Dr. Miranda.

Según un estudio realizado por la Red de Grupos de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de la Salud (RedGDPS), el perfil del paciente con diabetes tipo 2 atendido en Atención Primaria es el de una persona de aproximadamente 68 años, con alrededor de 8 años de evolución desde el diagnóstico, obeso y con un promedio de hemoglobina glucosilada aceptable.

En palabras del Dr.Miranda, “la incidencia y severidad de la patología aumenta con la edad y con el tiempo de evolución de la enfermedad, así como las comorbilidades. Debemos tener en cuenta que la enfermedad coronaria es la primera causa de muerte en los diabéticos, llegando a provocar el 75% de los fallecimientos”.

Según el mismo doctor, “la diabetes tipo 2 se asocia claramente a un mayor número de hospitalizaciones, mayor tasa de reingresos y mayor duración de la estancia hospitalaria – todo ello debido sobre todo a las complicaciones cardiovasculares -, lo que incrementa el coste de la enfermedad en un 47%”.

Ante esta situación, el Dr. Antonio Fernández-Pro Ledesma, vicepresidente primero de la SEMG, defiende “el papel del médico de Atención Primaria en el manejo de los pacientes con diabetes tipo 2, ya que es el profesional encargado de hacer el cribado de la enfermedad y de implantar los hábitos de vida saludables en la población general. Además, su interacción con el paciente para el tratamiento y seguimiento de la diabetes tipo 2 es primordial para evitar las complicaciones y conseguir una evolución clínica más favorable”.

“El binomio Médico AP-Paciente Diabético es fundamental y la consecución del mismo está entre los principales desafíos de los profesionales de la salud, ya que las previsiones futuras son claras y unánimes en cuanto al aumento de prevalencia de la diabetes tipo 2”, ha explicado el mismo doctor.