jueves, 26 de febrero de 2015

Casi un 40% de las víctimas de trata de seres humanos sufre trastorno por estrés postraumático

La ONG española Anesvad, con la colaboración de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la británica Facultad de Medicina Tropical de Londres (LSHTM), ha llevado a cabo un estudio en población asiática por el que concluyó que el 38,9 por ciento de las personas sometidas a la trata de seres humanos sufre trastorno por estrés postraumático.
Este trabajo, denominado STEAM, y que fue publicado recientemente en la revista especializadaThe Lancet Global Health, se va a presentar este viernes, 27 de febrero, en Bangkok (Tailandia). Éste fue realizado “con el objetivo de radiografiar con detalle las consecuencias sobre la salud en aquellas personas víctimas de la trata con fines de explotación laboral o sexual en esta región del planeta”, explican sus autores.
Para la ejecución del estudio, los profesionales contaron con la colaboración de diversos centros de atención de víctimas en este país, en Camboya y en Vietnam; todo ello como “una estrategia de incidencia política que busca asegurar la realización del derecho a la salud de las víctimas de trata”, indican los investigadores al tiempo que subrayan que, “entre los supervivientes de la trata encuestados se han encontrado altos niveles de abuso y daños graves asociados con la trata de seres humanos”.
El 5,2% intentó suicidarse en el último mes
Entre las principales conclusiones de este trabajo se hallan datos como que “el 22 por ciento había sufrido una lesión grave en el trabajo, sólo el 28 por ciento informó haber recibido atención médica por la lesión, el 61,2 por ciento reportó síntomas de depresión, el 42,8 por ciento indicó síntomas de ansiedad y el 5,2 por ciento había intentado suicidarse en el último mes”.
Estas circunstancias se produjeron debido a que “el 48 por ciento ha sufrido una experiencia física y/o de violencia sexual, el 35 por ciento de las mujeres y las niñas reportó violencia sexual, el 47 por ciento fue amenazado, el 20 por ciento fue encerrado en una habitación, el 70 por ciento trabajó siete días de la semana y el 30 por ciento ha trabajado al menos 11 horas por día”.
Ante todo ello, la profesora de Epidemiología de la LSHTM y autora principal de la investigación, la doctora Ligia Beso, subraya que los supervivientes de la trata en el sudeste asiático “necesitan urgentemente el acceso a la atención de salud para hacer frente a una serie de necesidades”. Por su parte, la miembro del Centro de Violencia de Género y Salud de este centro académico británico, la doctora Cathy Zimmerman, indica que “no hay un perfil único de una víctima de trata”.

No hay comentarios: