sábado, 31 de enero de 2015

La Junta habilita una línea de comunicación directa para facilitar y agilizar el acceso de los tratamientos a los pacientes con hepatitis C

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha habilitado una línea directa de comunicación, a través del correo electrónico, para facilitar y agilizar el acceso de los tratamientos a los pacientes con hepatitis C. Así lo ha comunicado hoy el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Manuel Aranda, en la reunión mantenida con el colectivo de afectados.
La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales se mantiene abierta al diálogo con los afectados por hepatitis C y mantendrá nuevas reuniones con estas personas para dar respuesta a sus demandas y garantizando una relación directa y caso a caso, a partir de esta nueva línea de comunicación, para resolver posibles incidencias.
Andalucía ha exigido reiteradamente al Gobierno central que revise de manera inmediata los precios de los medicamentos innovadores para garantizar que ninguna persona con Hepatitis C se quede sin tratamiento. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha exigido que los precios “se ajusten a los costes de investigación y fabricación y a unos beneficios razonables para la empresa” y ha reiterado que, en la comunidad, “ningún paciente va a quedarse sin el tratamiento que necesite, según criterios clínicos, por motivos económicos”.
La máxima responsable de la sanidad andaluza ha reiterado que “el Gobierno andaluz está dispuesto a librar una guerra sin cuartel contra los precios abusivos de los medicamentos innovadores y contra el mercadeo y la comercialización a costa de la salud de las personas”.
Asimismo, se ha posicionado en contra de que primen los intereses económicos de las grandes industrias farmacéuticas, y que ello redunde en que se establezcan precios “desproporcionadamente superiores a lo que cuesta la investigación para elaborarlos”.
En esta línea, Sánchez Rubio ha recordado la propuesta que ha realizado Andalucía al Gobierno central de realizar un Plan Estratégico Nacional “útil” que garantice el acceso a todos los pacientes al tratamiento que necesiten, en función de los criterios clínicos; a la creación de un Comité Científico-Técnico, “en cuya composición tengan voz las comunidades autónomas”; y a que exista “transparencia absoluta en la información sanitaria sobre fármacos y tecnologías”, a fin de evitar la “contaminación informativa por parte de la industria farmacéutica sobre supuestas píldoras milagrosas”. Igualmente, se exige al Gobierno central que habilite un fondo de financiación específico para estos tratamientos.
Andalucía está ultimando el modelo electrónico para la prescripción y dispensación, a través de la farmacia hospitalaria, de los tratamientos de hepatitis C a fin de favorecer un acceso homogéneo y poder monitorizar esta estrategia.
Este modelo electrónico permitirá, además, evaluar los resultados y la gestión de los diferentes modelos de financiación que el Estado está acordando para los medicamentos para la hepatitis C.

No hay comentarios: