sábado, 31 de enero de 2015

El 061 reconoce la labor que realiza la Escuela de RCP del Colegio de Médicos



El 061 ha reconocido, en el transcurso de un acto que ha tenido lugar esta mañana, la labor del Colegio de Médicos, y más concretamente de la de la Escuela de RCP que dirige el Dr. Andrés Buforn. La Escuela tiene como objetivo formar a los ciudadanos (no sólo a sanitarios) en técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar. Para el Dr. Buforn, esta distinción “supone un estímulo para la Escuela de RCP, que nace en el año 2011 con el objetivo de formar a la población en técnicas de RCP”. Buforn recibió el reconocimiento de manos de la directora del servicio provincial del 061, María Auxiliadora Naranjo.
El 061 ha reconocido además a la Universidad de Málaga, a instituciones sanitarias, de seguridad y  orden público y a otros servicios de emergencias, por su colaboración en estos años. El acto ha estado enmarcado dentro de los actos de conmemoración del vigésimo aniversario de la puesta en marcha del servicio de emergencias sanitarias en Andalucía. La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias es la encargada de la gestión de las peticiones de asistencia sanitaria urgente y emergente de la provincia de Málaga desde su nacimiento en 1994.
Escuela de RCP
La Escuela está enmarcada dentro del Área de Formación del Colegio de Médicos de Málaga. Desde entonces ha realizado más de medio centenar de actividades entre cursos, jornadas, charlas informativas y actividades de concienciación ciudadana.
Los objetivos de la Escuela de RCP del Commálaga son:
·         Identificar la situación previa a la parada cardiorespiratoria.
·         Aplicar las técnicas de la Resucitación Cardiopulmonar.
·         Mejorar el pronóstico de supervivencia.
·         Aplicar la cadena de supervivencia.
·         Activar el sistema de emergencias.
La primera causa de mortalidad en los países industrializados se debe a enfermedades coronarias; un 50% de éstas se producen de manera súbita. Uno de los objetivos que busca la Escuela de RCP es que sus alumnos -ciudadanos de a pie- sepan reconocer los síntomas de una persona víctima de una parada cardiorrespiratoria para poner en marcha la cadena de supervivencia.
En España -dónde se producen una media de casi 69.000 infartos anuales, según la Fundación Española del Corazón (FEC)- es necesaria la aplicación de unos conocimientos específicos para poder disminuir el número de fallecidos. Esto supone que toda la cadena de supervivencia -desde la población, pasando por el personal del servicio de emergencias y del personal sanitario-, debe ser consciente de las técnicas que se imparten a través de los cursos de la Escuela de RCP.


No hay comentarios: