martes, 30 de septiembre de 2014

Perder peso tras un embarazo con diabetes gestacional puede evitar la aparición de diabetes tipo 2 en la madre

Cada vez más madres padecen diabetes gestacional durante su embarazo, existen alrededor de 208.000 nuevos casos cada año de media[1]. Ante esta situación, la pérdida de peso y la incorporación de unos hábitos de vida saludables tras el parto, son cada vez más necesarios para evitar que aparezca una diabetes mellitus tipo 2 de forma permanente en estas madres. Los expertos del Método DiaproKal® (www.diaprokal.com), tratamiento médico de pérdida de peso para pre-diabéticos y diabéticos tipo 2, avisan de la importancia de cuidarse tras el parto, ya que perder peso y adoptar un estilo de vida que devuelva los niveles de azúcar en sangre a la normalidad, puede evitar que la diabetes gestacional se convierta en una diabetes tipo 2 permanente.

La diabetes gestacional tiene un gran protagonismo durante el embarazo porque, si no está controlada, puede comportar diferentes riesgos para el bebé como abortos espontáneos, un elevado peso al nacer o una mayor predisposición a la diabetes y a la obesidad[2]. De hecho, el 66% de hijos de madres con diabetes gestacional padecerá obesidad en un futuro[3]. Sin embargo, las consecuencias para ella son más silenciosas e igualmente importantes: debido al aumento de azúcar en sangre, la madre puede desarrollar hipertensión arterial, aumentando el riesgo de padecer problemas cardiovasculares y, si no controla su peso ni adopta unos buenos hábitos de vida tras dar a luz, la diabetes gestacional puede acabar provocándole una diabetes tipo 2.

Constantemente tratamos a mujeres que no se han cuidado tras el parto, han aumentado de peso y descubren que tienen una diabetes tipo 2 como consecuencia. Sabemos que con un bebé en casa la madre no tiene mucho tiempo para ella misma, por ello, todas nuestras recomendaciones para que cambie su estilo de vida están siempre adaptadas a su día a día. Por ejemplo, el tipo de actividad física que les proponemos en este método multidisciplinar se puede llevar a cabo en casa, facilitándoles el seguimiento del tratamiento mientras cuidan a su bebé” comenta el equipo de Expertos en Actividad Física del Método DiaproKal®.

Una pérdida de peso específica para evitar una diabetes tipo 2

La diabetes gestacional aumenta en un 40% el riesgo de que las madres desarrollen diabetes tipo 2 en un futuro[4] y, pese a que después de dar a luz los niveles de azúcar en sangre suelen volver a la normalidad, hay que procurar evitar riesgos, sobre todo si se padece sobrepeso en la zona abdominal. Precisamente, la grasa acumulada en la barriga (grasa visceral) es la causante de la diabetes tipo 2 y, además, es el tipo de grasa que más aumenta con un embarazo. Por ello, una buena alternativa para evitar una diabetes tipo 2 es plantearse perder peso y adoptar un estilo de vida saludable que estabilice los niveles de azúcar.

Cuando se está en esta situación, la mejor opción es ponerse en manos de un médico y realizar una analítica que determine si se padece diabetes tipo 2 o si aún se está en un estado de pre diabetes, para marcar qué tipo de tratamiento es el más adecuado. Si el resultado de la analítica muestra unos valores de glucosa en ayunas superiores a 110 mg/dl, es recomendable elegir un tratamiento un tratamiento de pérdida de peso específico para diabéticos y que pierda peso reduciendo la grasa visceral. Precisamente, el Método DiaproKal® es un tratamiento médico de pérdida de peso basado en la dieta proteinada y específico para la diabetes, que aborda de forma multidisciplinar el sobrepeso y la obesidad. En 2 meses de tratamiento, cualquier mujer perderá, de media, 11 kg, tres veces más que con una dieta hipocalórica, y conseguirá normalizar sus niveles de azúcar en sangre desde los primeros días de su proceso de pérdida de peso. 

No hay comentarios: