jueves, 27 de marzo de 2014

Un tratamiento antiviral reduce la mortalidad un 25% en adultos hospitalizados por gripe

Un estudio internacional concluye que los adultos hospitalizados con el virus de la gripe H1N1 durante la pandemia de los años 2009-2010 presentaban un 25 % menos de mortalidad si se les trataba con un fármaco antviral inhibidor de la neuroamidasa. Se trata de un metanálisis con más de 29.000 pacientes publicado en The Lancet Respiratory Medical Journal y que ha merecido una editorial de la revista.

El trabajo, que ha contado con la participación del grupo de investigación en Infecciones respiratorias en el huésped inmunocomprometido del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) liderado por Jordi Carratalà, jefe del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Bellvitge, también indica que el tratamiento durante los dos primeros días del desarrollo de la gripe reduce a la mitad el riesgo de muerte comparado con un tratamiento más tardío o sin tratamiento .

"Estos resultados nos permiten proponer una estrategia de tratamiento antiviral en pacientes hospitalizados por la gripe estacional durante las primeras 48 horas, también en pacientes de riesgo como embarazadas, pacientes con enfermedades cardíacas... reduciendo así en un cuarto el riesgo de muerte" ha explicado Carratalà.

Tratamiento antiviral

El fármaco testado durante la pandemia es un inhibidor de la neuroaminidasa, una proteína que se encuentra en la superficie de la membrana del virus y que le permite entrar en las células sanas y infectarlas para replicarse.

"Hasta ahora no se había podido hacer un estudio tan concluyente ya que normalmente la gripe estacional no provoca tantas hospitalizaciones como lo hizo la pandemia" ha argumentado Carratalà, que afirma que una de las bondades del tratamiento es que "actúa contra todos los virus de la gripe y por lo tanto se podrá utilizar como estrategia contra la gripe estacional".

No hay comentarios: