viernes, 31 de enero de 2014

El Commálaga, representantes de la Junta Sanitaria de Andalucía, del sindicato Satse, consumidores y asociaciones de pacientes creen que la actual política sanitaria está produciendo un perjuicio en el sistema que puede abocar a la insostenibilidad de servicios

El Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga),la Junta Sanitaria de Andalucía, el sindicato de enfermería Satse, consumidores y asociaciones de pacientes consideran que la actual política de gestión del sistema sanitario, con el proceso de fusión del hospital Regional de Málaga (Carlos Haya) y el hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, supone un “perjuicio que puede desembocar en la insostenibilidad de muchos servicios que hasta ahora venían funcionando correctamente.”

Denuncian “la falta de trasparencia y opacidad” y piden que se potencie la participación de los profesionales y de los ciudadanos en la gestión sanitaria en general y en este proceso en particular.

Éstas son las principales conclusiones a las que ha llegado la ‘Mesa de debate sobre el proceso de unificación-fusión-convergencia de hospitales’ celebrada en el Colegio de Médicos de Málaga esta semana y a la que asistieron además de representantes de la institución colegial; el secretario provincial del sindicato Satse, Eugenio Pérez; el vicesecretario primero de la Junta Sanitaria de Andalucía, Dr. Fernando Salgado; el presidente de la Unión de Consumidores y Usuarios, Jesús Burgos; y, representantes de asociaciones de enfermos como la presidenta de la Asociación Malagueña de Artritis Reumatoide (Amare), Remedios Gómez; y, la presidenta de la Asociación Malagueña de Lupus, Josefa Guerrero.

En la citada mesa se realizó un exhaustivo análisis del proceso de fusión de hospitales y se incidió en la importancia de dar la voz de alerta respecto a la actual sensación de inoperatividad de los órganos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que tienen participación ciudadana, por el reiterado incumplimiento del plazo de convocatoria de los mismos.

“Se detecta como el continuo y progresivo deterioro en la imagen que el ciudadano percibe del Sistema Sanitario Andaluz está provocando en los pacientes que, cada vez más, aumente la  sensación de indefensión e impotencia y el sentimiento de que con todo este proceso están siendo perjudicados. Muestra de esta situación es el rechazo de las asociaciones de enfermos al traslado de la Unidad del Dolor al Hospital Marítimo de Torremolinos”, recoge el acta de conclusiones de la citada reunión.

Para los colectivos allí congregados “se percibe un deterioro progresivo en la capacidad representativa de la estructura de gestión y el cuadro directivo de nuestra estructura sanitaria, que cada vez se está siendo más cuestionada por los profesionales  sanitarios. Frente a esto todos los asistentes a la mesa entienden que  se ha de preservar la existencia de una confianza mutua entre los profesionales sanitarios y los gestores del sistema, pues de otro modo se podría llegar a la quiebra del sistema”.

Así, se recogen otra serie de conclusiones:
“Carece de sentido la presentación del  IV Plan de Salud de Andalucía cuando respecto al II Plan de Salud solo se han publicado un mínimo porcentaje de resultados obtenidos,  y respecto al III Plan de Salud no hay ningún dato publicado de resultados alcanzados”.

Por ello, reclaman la necesidad de trabajar desde la unidad de todos los colectivos profesionales implicados a fin de abordar de forma individualizada la conveniencia o no de la creación de una Unidad de Gestión Intercentros, respecto a cada uno de los servicios. “Es necesario unificar las herramientas de información y base de datos antes de proceder a una fusión que la mayoría de los profesionales no entiende y rechaza”, consideran.

Por último, destacan que “se continúa dando prioridad al mantenimiento de estructuras no asistenciales en detrimento del apoyo e inversión en sanidad y educación”. También consideraron que hubiera sido muy conveniente la presencia de responsables del SAS en la mesa, a los que se invitó.


No hay comentarios: