jueves, 28 de noviembre de 2013

Los hospitales públicos de Málaga implantan la técnica del termosellado para aumentar la seguridad alimentaria

Los hospitales públicos de Málaga implantan la técnica del termosellado para aumentar la seguridad alimentaria
                               
Los hospitales universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria de Málaga han implantado el proceso del termosellado en las áreas de restauración de sus centros sanitarios. Esta técnica de envasado de los platos de los menús – almuerzos y cenas - que se ofrecen a los pacientes permite que los alimentos lleguen en las mejores condiciones de seguridad alimentaria y de temperatura, al mismo tiempo que impide cualquier manipulación posterior al emplatado.
Desde el mes de mayo, los aproximadamente 2.500 menús que se elaboran al día en la cocina centralizada del Hospital Materno Infantil llegan precintados a los pacientes ingresados de los hospitales Materno Infantil, Civil y General. Este mes, el proceso de termosellado se ha extendido al Hospital Marítimo de Torremolinos – con un total de 160 menús - y, a primeros de año, entrará en funcionamiento en el Hospital Virgen de la Victoria, donde se sirven unos 1.800 menús.
La reducción en los costes de vajilla, consumo energético y vertido de detergentes, así como la mejora en la gestión de las cargas de trabajo y la adecuación de éstas a los horarios de las comidas, son otras ventajas que ofrece este proceso.
Además de conseguir un aumento de la temperatura de los platos calientes y como mejora del área, se han instalado hornos para calentar el pan de desayunos y meriendas, consiguiendo que éste llegue caliente, mejorando sus características organolépticas.
El termosellado es un proceso de envasado que, mediante la aplicación de presión y calor, cierra el plato con un film plástico haciendo la función de tapa. El proceso se introdujo en el Hospital Regional en el año 2010 en las dietas para pacientes que, por su patología – pacientes inmunodeprimidos o con enfermedades infecciosas, entre otros - necesitaban que se extremaran las medidas de seguridad alimentaria.
La implantación del termosellado es un avance en el proceso de mejora de la calidad del Área de Restauración en los hospitales que se inició en el Hospital Regional en el año 2006, con la incorporación de carros calientes de regeneración. Estos carros permiten retermalizar el producto a 80º C y aseguran la calidad final del mismo, conservando los alimentos como recién hechos.
Esta experiencia en el Área de Restauración de los hospitales universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria se ha presentado en XV Congreso Nacional de Hostelería Hospitalaria, celebrado en Murcia 2013.

No hay comentarios: