lunes, 28 de enero de 2013

Un total de 17 empresas se han presentado a la segunda subasta de medicamentos en Andalucía


Según informó la Consejería de Salud de Andalucía, esta convocatoria incluye 330 principios activos diferentes de 161 subgrupos farmacoterapéuticos y se enmarca en el Decreto Ley de Medidas Urgentes de Farmacia que persigue avanzar en la eficiencia económica del sistema sanitario público de Andalucía, "apurando nuevos márgenes de mejora que revierten en el sistema".

Entre los medicamentos destacan, por ser los más consumidos, los antihipertensivos, antidiabéticos orales, antidepresivos, antiepilépticos, tratamientos para la osteoporosis, fármacos antidemencia, antiinflamatorios, analgésicos, antipsicóticos, antihistamínicos, tratamientos para la hipertrofia benigna de próstata, además de otros tratamientos para el colesterol, úlcera péptica o protectores gástricos y antiagregantes plaquetarios, no seleccionados en la primera convocatoria. El consumo anual de estos fármacos asciende a más de 71 millones de envases en la comunidad andaluza .


El 43 por ciento del gasto en recetas


El consumo de los 330 principios activos que concurren a esta convocatoria pública representa el 43% del total del gasto en recetas de medicamentos en el año 2011 -últimos datos disponibles--, lo que supone un coste total superior a los 844 millones de euros. En este sentido, sumada a la primera convocatoria que afectó a los tres grupos más consumidos (protectores gástricos, las estatinas y los inhibidores de la agregación plaquetaria), la Junta de Andalucía prevé un ahorro total de unos 211 millones de euros anuales.

El proceso de selección ha estado abierto a todas las empresas y laboratorios que comercialicen los medicamentos. Han podido presentarse a la subasta aquellos que tengan un precio igual al menor de su agrupación homogénea autorizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Esta es la segunda convocatoria tras el levantamiento de las medidas cautelares por parte del Tribunal Constitucional en respuesta al recurso interpuesto por el Gobierno central. Afecta a todos los fármacos para los que exista más de un preparado comercial en el mercado y estén incluidos en las agrupaciones homogéneas definidas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. En este sentido, no afecta a los que resultaron seleccionados en la primera convocatoria (de febrero de 2012), pero sí a aquellos con los que, aún habiendo sido convocados entonces, no llegó a firmarse convenio alguno.

Acreditación de los laboratorios

La administración autonómica estima que esta medida, además de suponer un importante ahorro para el sistema sanitario público andaluz, sin mermar la calidad del servicio prestado a los ciudadanos, permitirá que aquellas personas que requieran hacer uso de ellos tengan acceso siempre al mismo medicamento, con el mismo envase y la misma presentación, lo que facilitará su identificación y, por tanto, la adhesión al tratamiento. El fármaco seleccionado será el más eficiente para el sistema sanitario, puesto que con la misma eficacia, supone un menor coste.

Tal y como recoge la resolución, además de la oferta económica, las empresas que participan en la convocatoria deben acreditar que tienen capacidad para producir la cantidad requerida para dicho medicamento y su compromiso para garantizar el abastecimiento de manera que se pueda atender la demanda derivada de las prescripciones realizadas. En el caso de que se produjese un empate entre las propuestas, tendrá preferencia la que acredite mayor capacidad de producción.

Una vez cerrado el procedimiento, tal y como ocurrió en la convocatoria anterior, el listado de laboratorios seleccionados se publicará en la página Web del Servicio Andaluz de Salud. A partir de aquí, las empresas firmarán un convenio con el SAS que tendrá una duración de dos años y en el que se comprometen a abastecer a las farmacias de los medicamentos seleccionados, en el plazo de un mes. Por su parte, el Servicio Andaluz de Salud comunicará a las oficinas de farmacia que a partir de esa fecha tendrán que dispensar ese medicamento cuando se le presente una prescripción por principio activo.

1.000 millones de euros ahorro en una década

La Junta explica que dado que el precio de los medicamentos no se modifica, el colectivo de las oficinas de farmacia seguirá obteniendo los mismos márgenes de beneficio que determina la ley. Andalucía lleva años implementando políticas de uso racional del medicamento, entre las que se incluye la prescripción por principio activo. Actualmente, el 94% de las recetas que se emiten en los centros sanitarios de Andalucía es por principio activo.

La Consejería recalca que el objetivo de esta última medida es que los medicamentos que se entregan en las farmacias andaluzas a los usuarios que acudan con una receta por principio activo sean seleccionados por convocatoria pública, de manera que se pretende aprovechar la economía de escala que supone seleccionar medicamentos para ocho millones de usuarios y conseguir con ello mejoras económicas por parte de la industria farmacéutica que repercuta en la sostenibilidad del sistema sanitario.

En 2001 se comenzó a implantar este modelo de prescripción y, desde entonces, esta fórmula, junto a otras políticas de uso racional del medicamento, ha permitido reducir la factura farmacéutica sin menoscabo de la calidad y la eficacia del medicamento y ha comportado un ahorro de 1.000 millones de euros en la última década.

No hay comentarios: