martes, 29 de enero de 2013

_PROMEDE ELABORA UN DECÁLOGO PARA LOS PERITOS MÉDICOS QUE INCREMENTARÁ LA EFICACIA Y LA GARANTÍA DE SUS RESULTADOS‏


Con el fin de sintetizar los valores y pautas que deben orientar la actuación de los peritos médicos, Profesionales de la Medicina y la Empresa (PROMEDE) ha redactado un decálogo para unificar criterios y así conseguir que los informes sean cada vez mejores. Unas normas que, como explica el Dr. Luis Bernaldo, director médico del Área de Responsabilidad Profesional Sanitaria de PROMEDE, se han redactado basándose “en la experiencia de los peritos de esta empresa y en el sentido común”.

El Dr. Bernaldo considera que este decálogo es “conveniente, ya que así todas las normas básicas quedan plasmadas en un ‘reglamento’ accesible y fácil de recordar y que servirá de orientación para los peritos que no tienen experiencia”. “Nuestra intención es, sobre todo, contribuir a que los nuevos peritos encuentren una guía para que su trabajo camine en la buena dirección”, añade.

En su opinión, estas premisas benefician tanto a los profesionales de PROMEDE como a sus clientes: “Si siguen estas normas, el trabajo de los peritos médicos será más eficaz, y los clientes tendrán la garantía de que el informe pericial que solicitan contendrá lo necesario para comprender el caso y responderá siempre a la verdad, de forma que pisarán un terreno firme en el diseño y desarrollo de sus estrategias jurídicas”.

El perito médico es siempre un auxiliar de la Justicia y, por tanto, su función es la de ayudar a comprender la actuación médica que se pone en cuestión y a decidir si ha sido o no adecuada a las normas del correcto proceder médico (Lex Artis). Por eso, además de seguir el nuevo decálogo, el buen perito médico se caracteriza por cumplir varias condiciones. La primera de ellas es el “conocimiento de los aspectos médicos en el ámbito de la actuación que se analiza”, señala el Dr. Bernaldo, y añade que “la Medicina avanza y que, por tanto, el perito debe ser especialista en activo de la materia que concierne al caso”.

También es de gran importancia la capacidad expositiva que el profesional haga de su informe: “Debe ser un documento comprensible por personas ajenas a la Medicina y que le permita aclarar en el acto de la ratificación cualquier duda que pueda plantearse al juzgador y a las partes”.


No hay comentarios: