martes, 29 de enero de 2013

Más de 32.000 nuevos casos de cáncer colorrectal en España en 2015




A partir de los datos españoles de 2008 que cifran en 28.551 los nuevos casos y en 14.303 el número de muertes debidas al cáncer colorrectal; el proyecto internacional Globocan, ofrece una proyección matemática a futuro que prevé que en 2015 estas cifras aumenten a 32.197 nuevos casos y 16.104 muertes, según se referencia en un trabajo original publicado en el último número de la Revista Española de Enfermedades Digestivas (REED), órgano de difusión científica de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD).

En España, el cáncer colorrectal es el tercero más común en hombres con una tasa de incidencia de 39,7 casos y una mortalidad de 18 casos cada 100.000 habitantes. En mujeres, en cambio, este tipo de cáncer ocupa la segunda posición con una incidencia de 23 casos y una mortalidad de 9,5 casos por 100.000 habitantes.

Las proyecciones de este estudio realizado en Aragón, se basan en los datos de 1998 a 2007 y revelan que en hombres la prevalencia pasaría de una tasa de 237,2 a 273,7 casos por 100.000 habitantes/año al comparar datos entre 2007 y 2022. La tasa de incidencia aumentaría de 48,2 a 55,2 casos y la mortalidad de 22,7 a 26,0.

En mujeres, se espera una reducción de la prevalencia de 181,5 a 167,9 casos por 100.000 habitantes/año, de la tasa de incidencia que disminuiría de 25,0 a 22 y de la mortalidad igualmente descendería de 11,3 a 10,3 casos por 100.000 habitantes/año. En sus conclusiones, los autores defienden que estos datos sugieren que se hace necesario planificar medidas de prevención y tratamiento más eficaces para este tipo de neoplasia.

Programas de cribado colorrectal

El estudio señala que existen tres causas que pueden relacionarse con el descenso de las tasas de mortalidad por cáncer colorrectal: los cambios en los factores de riesgo (obesidad, la actividad física reducida y el consumo de tabaco y alcohol), los programas de cribado y las mejoras en los tratamientos. Según el Dr. Miguel Muñoz Navas, actual Presidente de SEPD, y co-autor en el mismo número de REED de un artículo de revisión sobre este mismo tema, “la mayor esperanza para revertir esta situación es la prevención y el cribado. Los datos epidemiológicos apoyan la necesidad de extender los programas de cribado a todo el territorio español, tanto para evitar el sufrimiento de las personas como porque son coste efectivos”. En la misma línea, los autores del estudio aragonés indican que la detección de lesiones pre-cancerígenas o en estadio precoz, a través de programas de screening, conjuntamente con los avances en las técnicas quirúrgicas y la adopción de protocolos de tratamiento deben ser medidas utilizadas para reducir la mortalidad y la incidencia del cáncer colorrectal.

Los programas de screening son cada vez más comunes en los países desarrollados a través de la prueba de detección de sangre en heces y la colonoscopia. Se ha constatado que la colonoscopia, tras una prueba de detección de sangre en heces positiva, encuentra algún tipo de neoplasia en el 70 % de los sujetos explorados. Además, como explica el Dr. Fernando Carballo, Responsable de Excelencia Clínica de SEPD, y también co-autor de la antes mencionada revisión, “el efecto de la colonoscopia es doble, ya que suma capacidad de diagnóstico con tratamiento directo de precursores malignos (adenomas) e incluso carcinomas no invasivos con buen pronóstico”.

En España, la primera comunidad autónoma en iniciar un programa institucional de cribado fue Cataluña en el año 2000. En los años 2005-2006 se sumaron la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia, y en los años 2008 y 2009 País Vasco, Cantabria e Islas Canarias. En el año 2010 se añadió La Rioja. Actualmente, Navarra, Aragón y Castilla León desarrollan sus programas piloto.

No hay comentarios: