martes, 11 de diciembre de 2012

¿Qué es el lipofilling?



El lipofilling es un 
tratamiento que consiste en la colocación de células grasas propias, tomadas de otras zonas del cuerpo para el rejuvenecimiento facial (rellenar arrugas, surcos nasogenianos, pómulos, perfilar el labio superior...). Además dadas las características de este tejido vivo se ha visto que mejora la calidad de la piel, por lo que mejoran las cicatrices e incluso pieles que han sufrido radioterapia. La ventaja de esta técnica frente a otras similares es que la grasa de uno mismo es bien aceptada por el organismo, no produce alergias ni intolerancias y permanece en el tiempo ya que las células grasas que se extraen vuelven a “vivir” en otro entorno. Por lo que sólo se necesita 1 sesión.
 
Se trata de una técnica relativamente joven en el campo de la estética, que en la clínica zar&zar realiza la doctora Shirin Zarbakhsh, que es Licenciada en Medicina por la Universidad de Navarra y realizó la especialidad en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario de La Paz en Madrid donde continúa trabajando como especialista facultativo. Completó su formación en Cirugía Plástica Estética y craneofacial en Miami (Miami Children’s Hospital), Tampa (University of South Florida) y Los Ángeles (UCLA – University of California Los Angeles).



¿Zona en la que se consiguen mejores resultados en lipofilling facial? ¿Y en el corporal?

Con el lipofilling se consiguen excelentes resultados en rejuvenecimiento facial de forma permanente. Con los injertos de grasa conseguimos restaurar el óvalo facial, mejorar el volumen en pómulos y región infraorbitaria, además de suavizar surcos, como los nasogenianos o las arrugas de marioneta y perfilar los labios. También es interesante destacar que, después de este tratamiento, la piel adquiere un mejor aspecto y mejora también la calidad de la misma debido a la presencia de células madre en el injerto graso.

En el plano corporal, el lipofilling tiene muchas aplicaciones y entre ellas destaca la de remodelación de defectos o depresiones en diferentes localizaciones. Por ejemplo, con el lipofilling podemos mejorar la forma de mamas que tengan poco relleno superior o en su polo inferior, podemos mejorar cicatrices inestéticas o deformidades a nivel de las piernas.

¿El tratamiento facial más sofisticado que realiza la doctora? ¿Y en el corporal?

Estamos obteniendo excelentes resultados en el relleno facial con injerto de grasa, una alternativa relativamente novedosa para todas aquellas mujeres que quieren mejorar y rejuvenecer su rostro. Esta técnica es una alternativa real y definitiva al relleno con ácido hialurónico y a otros rellenos reabsorbibles, ya que es permanente. La aplicación de esta técnica no se limita únicamente al campo de la estética facial. El injerto de grasa se utiliza también en el tratamiento de las secuelas por traumatismos o quemaduras.

En cuanto al lipofilling corporal, esta novedosa técnica nos permite obtener aumentos moderados y muy naturales en mama y glúteo.

Tipo de persona para realizar este tratamiento facial y tratamiento corporal

Las células de grasa suponen el mejor relleno permanente, puesto que se trata de un tejido propio que cambiamos de localización, por lo que no existe ningún rechazo o alergia.

El lipofilling facial es recomendable en todos aquellos pacientes que quieran mejorar el óvalo facial y rellenar arrugas y como complemento a otras cirugías de rejuvenecimiento facial, aunque como en todos los procedimientos, es importante el correcto diagnóstico y la individualización del tratamiento.

A nivel corporal, el lipofilling tiene múltiples indicaciones, tanto para aumento como en remodelación de forma corporal. Por ejemplo, podemos extraer la grasa de las cartucheras e infiltrar esta grasa en los gúteos, mejorando así la silueta.

¿Edad recomendada? Facial y corporal

Generalmente, el lipofilling facial se recomienda a pacientes que presenten signos de envejecimiento, salvo en aquellas que requieren una corrección de algún defecto ya sea congénito o secuela de traumatismo. Tanto en el caso del lipofilling facial como en el corporal siempre hay que tener en cuenta que aquellas células de grasa que prenden ya no se van a reabsorber y van a cambiar de tamaño según se cambia de peso, de forma que engordan y adelgazan con nosotros. En este sentido, hay que ser cuidadosos con el volumen inyectado, especialmente en pacientes jóvenes en las que los cambios hormonales normales a lo largo de la vida puedan cambiar su morfotipo sobre todo de cara al tratamiento facial.

¿Cómo se realiza la técnica que hacéis facial más avanzada, pinchazos, etc.? y ¿Corporal?

Para conseguir un buen resultado y permanente en el tiempo la técnica debe ser meticulosa y cuidada para que las células depositadas en su nueva localización sobrevivan. El proceso consiste en extraer la grasa, ya sea del abdomen o de las caderas, con unas cánulas muy finas de liposucción. Una vez extraida, esta grasa se procesa para “purificarla” y obtener las células grasas que se infiltrarán en su nueva localización. Tanto en la obtención como en la “siembra” de los injertos de grasa la técnica es fundamental con el objetivo de asegurar que éstos prendan adecuadamente y sobrevivan de forma permanente.

A nivel facial la inyección se realiza con anestesia local y con unas cánulas de infiltración muy finas que apenas pruducen molestias y que no dejan cicatrices. A nivel corporal dependerá de la localización y del voumen el tipo de anestesia, pero se trata de un procedimiento mínimamente invasivo.

Precios corporal y facial

En facial, desde 1500 € y desde 2500 € en remodelación corporal.


Precauciones antes y después, ¿Cuándo está contraindicado, si se puede tomar el sol, medicamentos no compatibles?

En general es un procedimiento muy sencillo y rápido y no necesita excesivos cuidados, salvo precauciones mínimas como no aplicar presión a la zona rellenada en el primer mes y los cuidados habituales de una liposucción, sobre todo en los casos de lipofilling corporal, en los que la extracción es mayor. En cuanto a la exposición solar, se debe de evitar en los primeros días y en los siguientes meses utilizar protección solar alta. No hay medicamentos incompatibles salvo aquellos que aumenten el sangrado para el día en que se realiza el relleno como todos aquellos medicamentos derivados del ácido acetil salicílico y antiinflamatorios no esteroideos y algunos suplementos nutricionales como, por ejemplo, el ajo.

**Más información en:
http://www.zaryzar.com/ 

No hay comentarios: