jueves, 27 de septiembre de 2012

Sólo tres de cada diez ciudadanos con disfunción de la líbido acuden a la consulta de Atención Primaria


 Conocer el hecho sexual humano y 
aprender a vivir con madurez como personas sexuadas deben ser objetivos 
capitales en nuestra sociedad. Y consideran los expertos que es ahí 
donde ha de actuar la Atención Primaria. La cuestión de la sexualidad 
saludable ha sido debatida esta mañana en el seno del 34º Congreso 
Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria 
(SEMERGEN), durante la mesa de título "Salud sexual y enfermedad 
crónica".

En el transcurso de la mesa, en la que se ha señalado la importancia 
de los profesionales de Atención Primaria como protagonistas de la 
salud sexual y de su promoción, han discurrido cuatro ponencias en las 
que se ha profundizado acerca de la "disfunción sexual relacionada con 
las patologías crónicas, la prostatectomía o la edad avanzada", ha 
explicado Rosa Mª Montaña, médico de familia, sexóloga, adscrita al 
servicio de Urgencias Hospitalarias del Hospital Santos Reyes de Aranda 
del Duero (Burgos) y miembro del Grupo de Trabajo de Sexología de 
SEMERGEN.

Durante la mesa de debate se ha hablado también del deseo sexual, cuya 
disfunción en la población “sólo conduce a la consulta a tres de 
cada diez
ciudadanos afectados", ha explicado Montaña. La moderadora, 
acompañada en la labor directora por Francisca Molina Escribano, 
médico de familia en el Centro de Salud Casas de Juan Núñez de 
Albacete y representante de Médicos Jóvenes, Ejercicio Libre y 
Estudiantes de SEMERGEN, ha presentado a los autores de las cuatro 
ponencias que han conformado la sesión. Manuel Lucas Matheu, médico de 
familia y sexólogo, ha abordado la sexualidad en la madurez, ponencia 
en la que ha analizado el impacto de las enfermedades crónicas en la 
salud sexual de los pacientes, "no sólo por los efectos meramente 
orgánicos sino también por los psicológicos". Lucas Matheu se ha 
referido además a "la necesidad de que los profesionales de la 
Atención Primaria adquieran conocimientos para abordar la salud sexual 
en las personas que las padecen, además de analizar el abordaje de la 
misma en las enfermedades crónicas y analizar los protocolos en sus 
procesos asistenciales".


Sexo satisfactorio, honesto y afectivo

La segunda de las charlas ha corrido a cargo de Rubén Hernández, 
psiquiatra y sexólogo que ha tratado sobre la sexualidad entre los 
enfermos mentales. El médico ha señalado la importancia de un "buen 
sexo, satisfactorio, honesto, afectivo y responsable, parámetros no 
atendidos con la suficiente prolijidad en los sistemas sanitarios". 
Hernández ha enumerado las diferentes sintomatologías registradas 
entre pacientes psicóticos, esquizofrénicos y con trastornos 
bipolares, "víctimas de conductas hipersexuales que muchos confunden 
con patologías sexológicas propiamente dichas". En el caso de 
afecciones como los trastornos de personalidad o de ansiedad social, 
Hernández ha indicado "variaciones muy diversas expresadas en el área 
sexual", lo que lleva a la complejidad de la diferenciación, el 
diagnóstico o el tratamiento.


Vademécum sexual

Con el título de "Medicamentos y su repercusión en la sexualidad" se 
ha presentado la ponencia de Joan Mir Pizá, médico de familia y 
miembro del Grupo de Trabajo de Sexología de SEMERGEN. El médico de 
familia se encuentra frecuentemente con pacientes polimedicados o con 
consumidores de sustancias en abuso, "principios que comúnmente alteran 
una o más fases del ciclo de la respuesta sexual humana" y cuyos 
efectos secundarios están a menudo "insuficientemente recogidos" en el 
vademécum general. De ahí que Mir haya actualizado el equivalente 
sexual de este vademécum, en el que quedan establecidos, por orden 
alfabético, “el nombre del principio activo, algunos de sus nombres 
comerciales” y la concreción de los citados “secundarismos". Los 
psicofármacos son los responsables del 25 % de los trastornos sexuales, 
ha explicado Mir al citar medicamentos como "antidepresivos 
serotoninérgicos, benzodiazepinas, litio y antipsicóticos así como 
antihipertensivos, en especial betabloqueantes y diuréticos".


La cuestión de la próstata

Para terminar, Froilán Sánchez Sánchez, médico de familia y 
sexólogo, miembro del Grupo de Trabajo de Sexología de SEMERGEN, ha 
abordado la salud sexual entre los pacientes prostáticos. Durante su 
intervención, Sánchez comenzó explicando el término "prostático", 
en el que se incluyen cuadros como "síntomas del tracto urinario 
inferior (STUI), hiperplasia benigna prostática, cáncer de próstata y 
pacientes prostatectomizados". Según los datos de una “encuesta 
multinacional”, "nueve de cada diez hombres entre 50 y 80 años 
presentan en mayor o menor grado síntomas del tracto urinario inferior 
y casi la mitad presenta dificultades sexuales", pese a lo cual “el 71 
% mantiene actividad sexual”, ha revelado Sánchez.

No hay comentarios: