miércoles, 29 de agosto de 2012

El fármaco de Novartis, Jakavi® , el primero que recibe la aprobación de la Comisión Europea para el tratamiento de pacientes con mielofibrosis

Novartis ha recibido la aprobación de la Comisión Europea de Jakavi® (INC424, ruxolitinib), un inhibidor de JAK 1 y JAK 2 para el tratamiento de la esplenomegalia relacionada con la enfermedad o los síntomas en pacientes adultos con mielofibrosis (también conocida como mielofibrosis idiopática crónica), mielofibrosis post-policitemiavera o mielofibrosis post-trombocitemia esencial.

La decisión de la Comisión Europea se ha basado en los hallazgos positivos del programa de estudio clínico COMFORT (COntrolled MyeloFibrosis Study with ORal JAK Inhibitor Therapy
[Estudio controlado sobre la mielofibrosis empleando un tratamiento con un inhibidor oral de la cinasa Janus]).

“La aprobación de Jakavi por parte de la Comisión Europea proporciona una nueva opción de tratamiento muy necesaria, que puede suponer un cambio real en la vida de los pacientes”, según afirmó el Doctor Claire Harrison del Guy's and St. Thomas' NHS Foundation Trust, del Guy's Hospital de Londres. “Al dirigirse a la vía de señalización JAK desregulada, Jakaviproporciona un beneficio rápido y duradero que puede convertirse en un nuevo estándar terapéutico.”

La mielofibrosis es un tipo de cáncer de la sangre poco frecuente y que supone una amenaza para la vida de los pacientes, caracterizado por fallo de la médula ósea, agrandamiento del bazo (esplenomegalia), síntomas debilitadores como cansancio extremo, sudoración nocturna y prurito intratable (picor), una pobre calidad de vida y pérdida de peso, así como una reducción de la supervivencia1. En la UE, la enfermedad afecta a cerca de 0,75 de cada 100.000 personas cada año
2,3. La mielofibrosis se desarrolla cuando la señalización incontrolada en la vía de JAK, que regula la producción de células sanguíneas, provoca una fibrosis de la médula ósea (parecido a una cicatriz) y una producción de células sanguíneas inadecuada, lo que a su vez provoca el agrandamiento del bazo y otras complicaciones graves. Jakavi se dirige al mecanismo de acción subyacente de la enfermedad, reduce de forma significativa la esplenomegalia y mejora los síntomas con independencia de si el paciente presenta o no la mutación de JAK, del subtipo de la enfermedad o cualquier tratamiento previo, incluyendo hidroxiurea4,5

“Esta aprobación establece un hito significativo a la hora de dar respuesta a las necesidades no cubiertas de los pacientes de la Unión Europea”, según afirmó Hervé Hoppenot, Presidente de Novartis Oncology. “Estamos comprometidos con el desarrollo de tratamientos innovadores para enfermedades huérfanas, y estamos prosiguiendo la investigación para valorar el potencial de la terapia con Jakavi para otras enfermedades malignas asociadas con una vía JAK desregulada.”

La eficacia y seguridad de Jakavi en el tratamiento de los pacientes con mielofibrosis fueron establecidas en estudios clínicos, incluyendo los dos estudios fundamentales COMFORT-I y COMFORT-II. La inflamación crónica a través de niveles elevados de citoquinas es una de las principales consecuencias de la señalización desregulada de JAK 1 y JAK 2, y podría contribuir de forma importante a la morbilidad y mortalidad de los pacientes con neoplasias mieloproliferativas como la mielofibrosis6. En un estudio pivotal Fase III, Jakavi alteró el curso clínico de la mielofibrosis invirtiendo la progresión de los síntomas y la esplenomegalia, mejorando así la calidad de vida y, potencialmente, impactando en la supervivencia global.

El COMFORT-I demostró que el 41,9% de los pacientes tratados con Jakavi lograron una reducción mínima del 35% (equivalente aproximadamente a una reducción del 50% del tamaño palpable del bazo) del volumen del bazo a las 24 semanas respecto al valor inicial, en comparación con el 0,7% de los pacientes del grupo de placebo (p<0,001). Un análisis inicial de los datos del COMFORT-I realizado a las 51 semanas de tratamiento, reflejó que el tratamiento con Jakavi proporcionó un beneficio global en la supervivencia en comparación con placebo (cociente de riesgo=0,50 [intervalo de confianza del 95%: 0,25, 0,98]).

Los acontecimientos adversos documentados con mayor frecuencia de grado 3 o superior fueron hematológicos. Dos pacientes, uno de cada grupo, abandonaron el tratamiento portrombocitopenia o por anemia, respectivamente. Los acontecimientos adversos no hematológicos más frecuentes de cualquier grado documentados en pacientes que recibieron Jakavi o placebo, respectivamente, fueron cansancio (25% por 34%), diarrea (23% por 21%), edema periférico (19% por 22%) y equimosis (19% por 9%). Una semana después de abandonar el tratamiento con Jakavi, estos pacientes experimentaron un retorno de los síntomas de la mielofibrosis presentes antes de iniciar la terapia. Sin embargo, cualquiera de los síntomas que experimentaron como resultado del abandono del tratamiento, remitieron5. El estudio COMFORT-I lo realizó Incyte en los EE.UU. bajo un acuerdo de colaboración y de licencia mundial para INC424 (ruxolitinib).

En el COMFORT-II, Jakavi logró una reducción volumétrica del tamaño del bazo de un 35% o superior en el 28% de los pacientes, en comparación con el 0% de los pacientes en el grupo con la mejor terapia disponible (BAT, por sus siglas en inglés) a las 48 semanas (p<0,001). La BAT es cualquier agente disponible comercialmente (sea como monoterapia o en combinación) o ningún tipo de terapia. En la semana 24, el 32% de los pacientes tratados con Jakavi mostró una reducción volumétrica del tamaño del bazo de un 35% o superior, en comparación con el 0% de los pacientes tratados con la BAT (p<0,001) para el criterio de valoración secundario clave. Además, Jakavi se asoció a mejoras en los síntomas de lamielofibrosis en cada evaluación al compararlo con el grupo BAT. Jakavi mostró una toxicidad moderada al compararla con BAT, con un aumento de la frecuencia de anemia ytrombocitopenia. El acontecimiento adverso grave (AAG) documentado con mayor frecuencia fue la anemia en ambos grupos (INC424, 5%; BAT, 4%). La neumonía fue el único AAG documentado en ≥5% de los pacientes en cada grupo (INC424, 1%; BAT, 5%). Estos hallazgos son consistentes con la investigación previa de INC424
7.

La terapia continua con Jakavi también proporcionó una evidente y duradera mejora de las valoraciones de la calidad de vida, funcionamiento y síntomas, incluyendo la pérdida de apetito, disnea (falta de aliento), cansancio, insomnio y dolor, en la semana 48, en comparación con un empeoramiento de los síntomas en pacientes tratados con BAT. Jakavi mostró una toxicidad moderada en comparación con la BAT, con un aumento de la frecuencia de anemia y trombocitopenia. El AAG documentado con mayor frecuencia con Jakavi fue la anemia en ambos grupos (5%). La neumonía se observó en un 1% de los pacientes que tomaron Jakavi.

No hay comentarios: