jueves, 30 de agosto de 2012

Datos de ensayo clínico Fase II de Novartis que muestran que LCZ696 puede ofrecer beneficios clínicos en pacientes con difícil insuficiencia cardíaca

Novartis ha dado a conocer los resultados del PARAMOUNT, un ensayo clínico en Fase II que ha demostrado que el compuesto en fase de investigación LCZ696 es el primer tratamiento capaz de reducir significativamente uno de los indicadores clave de la morbilidad y la mortalidad en pacientes que presentan insuficiencia cardiaca con fracción de eyección preservada (HF-PEF)1,2. Esta enfermedad resulta muy complicada de tratar y afecta a la mitad de los 20 millones de personas que presentan insuficiencia cardíaca en Europa y Estados Unidos3-5. Los datos se presentaron en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología en Múnich, Alemania1, y se publicaron simultáneamente en The Lancet2.

Los resultados demuestran que transcurridas 12 semanas, LCZ696 cumplió su criterio de evaluación primario al reducir el NT-proBNP[1] (un marcador de estrés sobre el corazón y predictorde resultados en los pacientes) significativamente más que valsartán1,2. Los datos apuntan también a que LCZ696 podría revertir determinados cambios estructurales en el corazón1,2 que presentan los pacientes con insuficiencia cardíaca8.

“Estos resultados de la Fase II demuestran que este nuevo tratamiento podría reducir el estrés sobre el corazón y el agrandamiento de la aurícula izquierda que se produce en pacientes con insuficiencia cardíaca”, afirmaba el Dr. Scott Solomon, profesor de Medicina en la Universidad de Harvard y director de Cardiología no Invasiva en el Hospital Brigham and Women de Boston, Estados Unidos. “Hasta la fecha ningún tratamiento ha sido capaz de reducir la morbilidad y la mortalidad de los pacientes con HF-PEF. Los efectos beneficiosos constatados en el estudio son muy alentadores, y merecen en el futuro nuevos estudios con LCZ696 en esta población de pacientes”.

La insuficiencia cardiaca (IC) consiste en una enfermedad por la cual el corazón no es capaz de proporcionar la cantidad de sangre necesaria para satisfacer las necesidades del organismo7,8. Los dos tipos más frecuentes son la insuficiencia cardíaca con fracción de eyección preservada (HF-PEF) y la insuficiencia cardíaca con fracción de eyección reducida (HF-REF)7,8. En los pacientes con HF-PEF, el porcentaje de sangre bombeada desde el corazón (llamada también fracción de eyección) se mantiene en un rango normal, pero el corazón no se relaja lo suficiente para poder bombear correctamente5,7,9, lo cual provoca cambios estructurales que debilitan progresivamente el corazón y resultan en distintos síntomas debilitantes. Los pacientes con HF-PEF presentan por lo general otras afecciones como la hipertensión, la diabetes y la fibrilación auricular7,8.

“Los resultados del ensayo PARAMOUNT resultan muy alentadores para los pacientes con HF-PEF, ya que en la actualidad no se dispone de ningún tratamiento eficaz”, declaraba Tim Wright, director global de Desarrollo de Novartis Pharma. “Creemos que gracias al nuevo mecanismo de actuación y a los resultados positivos obtenidos, LCZ696 podría beneficiar de forma significativa a los pacientes que viven con insuficiencia cardíaca crónica . Estos resultados avalan nuestro compromiso con los pacientes con insuficiencia cardíaca en todas las fases de la enfermedad a través de nuestro programa en curso de ensayos clínicos.”

Se calcula que la insuficiencia cardíaca afecta a 20 millones de personas en Europa y Estados Unidos3, de las cuales la mitad muere durante los cinco años posteriores a su diagnóstico10,11 al sufrir episodios agudos en los que los síntomas empeoran repentinamente y el paciente debe hospitalizarse de forma urgente5,7. Los pacientes sufren fatiga, dificultad para respirar e hinchazón en las extremidades5,7,8 que les dificultan realizar tareas cotidianas, lo cual repercute directamente en la carga de sus cuidadores. La insuficiencia cardíaca no solo tiene graves consecuencias para los pacientes, sino que además supone una importante carga económica para el sistema sanitario12.

LCZ696 es el primero de una nueva clase de fármacos inhibidores de los receptores de la angiotensina y de la neprilisina (ARNI, siglas en inglés)13. Su funcionamiento es distinto de los que se emplean en la actualidad para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca, ya que por un lado inhibe una enzima (la neprilisina o NEP) para estimular los mecanismos de protección del organismo y por otro bloquear los receptores que participan en el estrechamiento de los vasos sanguíneos (receptores de la angiotensina)13. Por lo tanto, LCZ696 actúa simultáneamente sobre dos destacadas vías de desarrollo de la enfermedad13.

El ensayo PARAMOUNT demostró que transcurridas 12 semanas de tratamiento, la reducción en el NT-proBNP era un 23% superior con LCZ696 que con valsartán (p=0,005)1,2. Además se constató una mayor reducción (p=0,003) del tamaño de la aurícula izquierda (remodelación cardíaca) en los pacientes que recibieron LCZ696 al final del estudio de 36 semanas1,2. Esto sugiere que LCZ696 podría ser un tratamiento eficaz para los pacientes con HF-PEF. El estudio mostró también que LCZ696 cuenta con un perfil de seguridad aceptable y es bien tolerado por los pacientes con HF-PEF1,2.

LCZ696 es uno de los compuestos que están siendo desarrollados por Novartis para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca. Además de para el tratamiento de la HF-PEF, el ensayo de Fase III PARADIGM-HF14 está investigando el uso de LCZ696 en la insuficiencia cardíaca con fracción de eyección reducida (HF-REF). Un reciente ensayo de Fase III demostró también que LCZ696 resulta más eficaz que valsartán a la hora de reducir la presión arterial15. En Asia se ha lanzado ya un programa de Fase III para el tratamiento de primera línea de la hipertensión.

PARAMOUNT fue un ensayo clínico de 36 semanas, aleatorizado, a doble ciego, internacional multicéntrico, con grupos paralelos, comparativo con tratamiento activo en el que se comparaba el perfil de eficacia, seguridad y tolerabilidad de LCZ696 con el de valsartán en pacientes con HF-PEF1,2. El estudio consistió en un ensayo clínico primario de 12 semanas y una fase de extensión de 24 semanas1,2. En él participaron 301 pacientes (edad media de 71 años) con HF-PEF (fracción de eyección ventricular izquierda >45%)1,2. Todos presentaban niveles altos de NT-proBNP (>400 pg/ml) y al menos uno de los siguientes síntomas de HF-PEF: dificultad respiratoria al hacer esfuerzos, dificultad respiratoria al estar tumbados, episodios de dificultad respiratoria por la noche e hinchazón de los tobillos1,2. Tras interrumpir todo tratamiento instaurado con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) o antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA II) fueron aleatorizados a LCZ696 (50 mg dos veces al día) o valsartán (40 mg dos veces al día), un ARA II con indicación para la insuficiencia cardiaca1,2. Las dosis de ambos fármacos se multiplicaron por dos tras la primera semana y se volvieron a doblar otra semana más tarde hasta un máximo de 200 mg y 160 mg dos veces al día, respectivamente1,2.

No hay comentarios: