lunes, 28 de mayo de 2012

Los expertos subrayan la importante influencia de los abuelos en la alimentación de los niños


Dos de cada tres abuelos españoles fomentan una dieta equilibrada entre sus nietos, según las conclusiones del Primer Estudio sobre la Influencia de los Abuelos en la Alimentación de los Niños, presentado este lunes por la FESNAD, con motivo de la celebración del XI aniversario del Día Nacional de la Nutrición.
 



Bajo el lema "Enseñar a Comer es Enseñar a Crecer" se ha desarrollado en Madrid la XI edición del Día Nacional de la Nutrición, organizada por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética, FESNAD, con la colaboración de la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición, AESAN. En el transcurso de la jornada se han presentado los resultados de la primera encuesta sobre transmisión familiar de las conductas alimentarias en la Dieta Mediterránea, en el que se evalúa la calidad de la dieta que consumen los abuelos y la pérdida de los "platos de cuchara" en los hogares españoles.

Una de las principales conclusiones de dicho trabajo, titulado concretamente "Estudio sobre la Influencia de los Abuelos en la Alimentación de los Niños", es que dos de cada tres abuelos fomentan una dieta equilibrada entre sus nietos. En gran parte esto ocurre porque en la actualidad el cuidado y la educación de los niños corre de la mano de sus abuelos, y esa puede ser la clave para que las nuevas generaciones recuperen la esencia de la dieta mediterránea, paulatinamente olvidada por sus padres.

Situación actual

Los expertos de FESNAD y AESAN han coincidido en subrayar que, en los últimos años, la frecuencia con la que en los hogares se cocinan "platos de cuchara" ha descendido de forma notable. La falta de tiempo y la adopción de costumbres "prácticas" a la hora de preparar la comida han conllevado un cambio muy significativo en los patrones de consumo de alimentos, reduciéndose notablemente el consumo de frutas, hortalizas y legumbres , alejándose la dieta actual de la dieta mediterránea tradicional y saludable.

En este sentido, de este estudio de FESNAD se desprende que existen hogares en que alimentos tan equilibrados y sanos como los potajes sólo aparecen en la dieta habitual si en esas casas vive una persona mayor, o si los hijos comen o cenan en casa de los abuelos, confirmándose que, en la mayoría de los casos, nuestros abuelos suponen el último bastión de la dieta mediterránea para nuestros hijos.

Ni verdura ni pescado

Otras conclusiones que se desprenden de este estudio, revelan que más de la mitad de los abuelos del estudio son los responsables de una de las comidas o cenas de la semana de forma habitual. Este porcentaje se eleva al 75% si se trata de los abuelos del sur de nuestro país. No obstante, en opinión de los abuelos el 67% de los nietos no comen de todo. En concreto, no comen ni verdura ni pescado mientras que, por el contrario, abusan de la carne y en el postre ponen más lácteos en vez de fruta. En general, la gran mayoría de los encuestados (81% de mujeres y el 64% de hombres) habla con sus nietos de la necesidad de mantener una dieta sana y los involucran en las actividades relacionadas con la hora de comer como el poner la mesa, recoger o preparar los postres.

El estudio ha confirmado que la gran mayoría de nuestros abuelos sigue manteniendo una dieta rica en frutas (3 piezas de fruta/día), verduras (4 veces /semana) y pescados (3 veces/semana). Dicha dieta tiende a ser más sana cuanto mayor es la edad del encuestado. Los abuelos del sur de España tienen la percepción que su dieta es mejor que la de los abuelos del norte de España.


Giuseppe Russolillo, secretario general de la FESNAD, Teresa Robledo, vocal asesora de Estrategia NAOS, AESAN, y Jordi Salas-Salvadó, presidente de FESNAD

No hay comentarios: