miércoles, 30 de mayo de 2012

LOS COSTES INDIRECTOS DE LA GASTROENTERITIS AGUDA POR ROTAVIRUS EN MENORES DE CINCO AÑOS SE ESTIMAN EN 60 MILLONES DE EUROS ANUALES EN NUESTRO PAIS



Granada, 30 de mayo de 2012La gastroenteritis aguda, y especialmente la producida por rotavirus, constituye una importante fuente de gasto económico indirecto, fundamentalmente a expensas de absentismo laboral de los padres que han de quedarse cuidando de los más pequeños. “En la actualidad los costes indirectos de la gastroenteritis aguda por rotavirus en menores de cinco años en España se estiman en 60 millones de euros anuales”, asegura el doctor Federico Martinón Torres, pediatra e investigador del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela y del  Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago, quien es además, el coordinador del Hot Topics & Green Apples, encuentro de expertos  internacionales que se ha celebrado en Granada.

El importante impacto económico indirecto generado por la gastroenteritis por rotavirus en nuestro entorno debería ser considerado en la toma de decisiones de salud pública relativas a su prevención mediante vacunación”, explica. “Su implantación- asegura Martinón-  no sólo es factible sino que debería ser prioritaria”.

Según el experto, los pediatras españoles recomiendan la vacunación frente a rotavirus de todos los lactantes, aunque esta vacuna no forma parte del calendario de vacunaciones financiado por la Administración Sanitaria. Es más, indica Martinón, “el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría considera que es una vacuna recomendable en la infancia basándose en criterios epidemiológicos, de eficacia y de seguridad, al igual que otras sociedades nacionales e internacionales, con la Organización Mundial de la Salud a la cabeza”.

En Europa, se recomienda oficialmente la vacunación universal frente a rotavirus en Austria, Bélgica, Luxemburgo, o Finlandia, entre otros, y existen recomendaciones oficiales por parte de sociedades científicas en prácticamente todos los países europeos. “Estados Unidos ha sido el primer país en incluir la vacunación frente a rotavirus en su calendario sistemático y han eliminado prácticamente la infección grave por rotavirus”, concluye.


Eficiencia de la vacuna frente al rotavirus
En  un trabajo coordinado por el doctor Martinón y publicado en la revista Human Vaccine®, se muestra que la efectividad de la vacuna es superior al 95% en la prevención de ingresos hospitalarios como consecuencia de una gastroenteritis aguda por rotavirus. En esta misma línea, en otro estudio realizado a través de la Red Gallega de Investigación Pediátrica se ha podido comprobar como en Galicia, donde se vacunan frente a rotavirus prácticamente el 40% de los recién nacidos siguiendo la recomendación del pediatra, “se han reducido a la mitad los ingresos hospitalarios por gastroenteritis aguda en comparación con el promedio de los años anteriores a la llegada de la vacuna”, asegura el experto. “Estos últimos datos- añade el experto- ratifican que las vacunas frente a rotavirus, funcionan y funcionan muy bien”.  En este sentido, el profesor Timo Vesikari, catedrático de Virología y Director del Centro de Investigación en Vacunas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Tampere, asegura que “es fundamental cumplir de manera correcta la pauta marcada para la administración de la vacuna si queremos que su eficiencia sea la esperada”. La vacuna frente al rotavirus, se administra en tres dosis a los dos, cuatro y seis meses del nacimiento del bebé, le protege frente a los cinco genotipos virales que son responsables de más del 95% de las diarreas de nuestro país. Su eficacia es muy alta ya que evita entre el 95% y el 98% de las hospitalizaciones por esta causa, “siempre y cuando sea administrada correctamente”, aseguran los expertos.

La vacunación protege al niño que se vacuna, pero también a los sujetos que le rodean si el número de niños vacunados es relativamente alto. “En el caso de la vacuna frente a rotavirus sabemos que es capaz de proporcionar esta protección indirecta”, indica el doctor. “El reto, es que todos los niños puedan recibir una vacuna que la Organización Mundial de la Salud considera prioritaria en la infancia,  que debería ser accesible a todos los niños y no sólo a aquellos que puedan permitírsela”, asegura. Existen ya algunos estudios, explica el doctor que aseguran que “la suspensión temporal de la vacunación ha dado lugar a un repunte de los casos, lo que constituye una prueba inversa de su eficacia, y es que las vacunas funcionan cuando se usan y mientras se usan”.

¿A que edad vacunar?
La infección por rotavirus es la causa más frecuente de diarrea en niños menores de 5 años en nuestro país, afectando sobre todo a los lactantes menores de 2 años. La gastroenteritis aguda por rotavirus es más grave que la producida por otros agentes etiológicos, condicionando un mayor número de deposiciones diarreicas al día, un mayor número de atenciones médicas, y el ingreso con mayor frecuencia (3 veces más frecuente) y durante más tiempo que las gastroenteritis agudas producidas por otras etiologías. “El principal riesgo que tiene  un niño con gastroenteritis aguda es el de la deshidratación, y este riesgo es mayor cuanto más pequeño es el niño”, afirma el doctor.

Las vacunas frente al rotavirus se recomiendan a todos los niños y se administran oralmente, desde las seis semanas de vida, administrándose la última dosis antes de cumplir los 8 meses de edad. “Las vacunas constituyen la forma más eficaz de prevenir las consecuencias del rotavirus, y sabemos que protegen de forma segura y eficaz frente a la mayoría de los rotavirus circulantes responsables de la gastroenteritis aguda en nuestro entorno, disminuyendo en un 100% los casos graves de la enfermedad, y previniendo la necesidad de atención médica o el ingreso en el hospital”, indica el doctor Martinón. 
La gastroenteritis aguda de causa infecciosa puede intentar prevenirse con el lavado frecuente de manos con agua y jabón, y evitando el contacto con otros pacientes afectados con gastroenteritis así como con pañales, juguetes, objetos o cualquier utensilio que pudiese haber estado en contacto con el paciente. “Sin embargo, -explica el doctor- estas medidas de prevención no evitan por completo la transmisión de la enfermedad en el caso del rotavirus, como lo demuestra el hecho de que el rotavirus infecta a la misma proporción de niños en los países desarrollados que en los países en vías de desarrollo donde las condiciones higiénico-sanitarias son mucho peores y el acceso a estas medidas de prevención es menor o nulo
Rotavirus, 192 € de gasto para las familias por cada infección
BMC Pediatrics®  publica los resultados definitivos de un estudio llevado a cabo en Galicia y Asturias, coordinado por el doctor Martinon y en que se evaluaba específicamente los costes que un episodio de gastroenteritis por rotavirus supone para el bolsillo de los padres, es decir, al margen de los costes de atención médica repetida, eventual ingreso, etc. “Concretamente, el promedio de gasto para los padres de un niño con una infección por rotavirus es de 192 euros, consecuencia sobre todo con una pérdida media de dos días y medio de trabajo”, indica este experto. En particular, cuando la causa de la diarrea es el rotavirus los padres tienen que faltar al trabajo un promedio de un día y medio más que cuando la diarrea es provocada por otro agente infeccioso.

No hay comentarios: