martes, 29 de mayo de 2012

Expertos en adicciones a opiáceos reclaman estandarizar los tratamientos con metadona


El estudio, realizado por la consultora IMS Health, fue presentado durante la X Conferencia sobre Adicción a la Heroína y Problemas clínicos relacionados, celebrado el pasado fin de semana en Barcelona, por la Asociación Europea para el Tratamiento de la Adicción a Opiáceos (Europad). Se trata de un estudio transversal y multicéntrico de identificación del uso de recursos y cuantificación de los costes sanitarios directos ocasionados por los programas de mantenimiento con metadona desde la perspectiva del Sistema Nacional de Salud y en el contexto de la práctica clínica habitual. Los centros participantes fueron seleccionados por las autoridades competentes en drogodependencias de las comunidades autónomas de Canarias, Cataluña y Murcia.

La investigación, según la nota difundida por su promotor, demuestra que en la práctica clínica habitual existe una alta variabilidad en términos de consumo de recursos sanitarios, incluso dentro de la misma comunidad autónoma. En relación a la solución magistral de metadona, existe variabilidad cuantitativa y cualitativa en la composición de la solución oral de metadona administrada a los pacientes. Tal y como explicó la Dra. Marta Torrens, los Programas de Mantenimiento de Metadona (PMM) son una de las estrategias para prevenir recaídas. Basan su tratamiento farmacológico en un agonista opiáceo sustitutivo de la heroína.

En España, desde su introducción en los años 90, más de 200.000 pacientes han recibido este tratamiento. En la actualidad, y de acuerdo con los últimos datos del Observatorio Español de las Toxicomanías, alrededor de 80.000 pacientes reciben tratamiento de mantenimiento con metadona en el conjunto de España.

Pacientes crónicos

El estudio refleja que el tratamiento de sustitución con metadona se ha incluido en todas las comunidades autónomas, pero la organización es diferente en cada comunidad. La estructura básica de un PMM depende del Plan Nacional sobre Drogas, pero cada comunidad autónoma es la encargada de ponerlo en marcha. La Dra. Torrens también manifestó las ventajas que, para el paciente, supondría disponer de las mismas prestaciones en todo el territorio nacional. "Como paciente crónico, como un paciente más, se le debe un tratamiento normalizado como al resto de pacientes. Así pues, sería recomendable disponer de metadona con manufacturación con los estándares de calidad necesarios y con la misma formulación en todo el territorio español", destacó.

De esta forma, según indicó la Dra. Torrens, el paciente y la opinión pública en general verían la metadona como un fármaco igual que los demás, y se aceptaría la adicción como una enfermedad más. El tratamiento anual con una solución industrializada de metadona puede variar entre los 200 y 240 euros, mientras que el coste de atención con antirretrovirales a un paciente de sida oscila entre los 8.128 y los 10.387 euros, esto es, unas 43 veces más caro. Según el análisis de costes de Gebro Pharma, el coste del tratamiento farmacológico con metadona dentro del contexto de coste total del PMM representa menos del 10% en todos los casos. José Carbonell, Presidente de la Asociación de Pacientes Adictos a Opiáceos (APDO), explicó que actualmente el tratamiento que se dispensa se realiza por formulación magistral, lo que supone una variabilidad en la calidad y cantidad de las dosis medias prescritas.

La introducción de una solución industrializada de la metadona, tal y como la que ofrece Eptadone (aprobado por la Agencia Española del Medicamento desde 2008) permitiría aumentar la calidad de la solución oral administrada; reducir costes asociados a la red de tratamiento de atención; mejorar la accesibilidad de la dispensación por parte de los pacientes; el paciente dispondría de la dosis que necesita sin que sea necesaria la preparación previa de la medicación, y se facilitaría la mejora en los tiempos de gestión por paciente, lo que implicaría una coordinación más eficaz de los centros de tratamiento.

**publicado en "ACTA SANITARIA"

No hay comentarios: