miércoles, 25 de abril de 2012

Los deportistas federados tendrán que superar un control cardiaco en Catalunya


Cada maratón multitudinario que se celebra en Barcelona deja un balance sanitario poco difundido, sobre el que los cardiólogos se han propuesto incidir y actuar. La muerte, ocurrida el domingo pasado en Londres, de una corredora de maratón de 30 años que cayó fulminada por un paro cardiaco tras recorrer los 42 kilómetros de la prueba, ha devuelto actualidad al tema. «En todos los maratones de Barcelona hay desmayos, crisis de arritmia y, con frecuencia, muertes», asegura el cardiólogo Josep Brugada, del Hospital Clínic, uno de los impulsores del documento de consenso que hace una semana asumió la Secretaria General de l'Esport, por el que se exigirá que quienes practican deporte en Catalunya y pertenecen a algún club federado deban superar un exámen cardiológico bianual.
zoomLa salida del maratón de Barcelona, el pasado mes de marzo.
La salida del maratón de Barcelona, el pasado mes de marzo. ALBERT BERTRAN

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en lapágina 38 de la sección de cv Sociedad de la edición impresa del día 24 de abril de 2012VER ARCHIVO (.PDF)
El objetivo es que ese documento se incorpore a la ley catalana del deporte, y luego también a la ley española correspondiente. En Cata-
lunya practican algún deporte en un club federado unas 600.000 personas, de las que un 90% son jóvenes de 12 a 25 años. Otro millón y medio de aficionados, de toda las edades, juegan sin estar federados a fútbol, nadan, hacen footing, practican ciclismo o se entrenan por su cuenta y llevan al límite su resistencia física, para participar en maratones o pruebas de triatlón.
NO HAY CULTURA / Ninguno de esos dos grupos sociales, asegura Brugada, ha incorporado la idea de que antes de someterse a un esfuerzo intenso y periódico deberían estar seguros de que su corazón podrá soportarlo. «Quien se entrena para hacer un maratón o un triatlón, o cualquier persona que haga más de dos horas de ejercicio físico intenso tres días a la semana, debería pasar un examen básico cardiológico -asegura Brugada-. Esa revisión no les costará más de 50 euros, menos de lo que valen las zapatillas y el chándal, pero tal vez les salve la vida». «El problema es que en España no existe cultura preventiva entre los deportistas aficionados -añade-. Y las administraciones tampoco se ocupan del tema».
Los organizadores de un maratón no tienen autoridad para exigir un certificado médico a quienes se inscriben en la prueba, consideran los cardiólogos. «Tal vez, lo que sí podrían hacer es incluir en la publicidad previa de la prueba el consejo de que los participantes pasen antes por un centro de medicina del deporte -dice Brugada-. Esto sí se podría hacer, y no se hace».
El examen básico cardiológico al que alude Brugada consiste en una entrevista entre médico y paciente donde se repasan los antecedentes familiares, una revisión de la presión arterial y un electrocardiograma. «Estas tres pruebas permiten descartar el 95% de las lesiones cardiacas graves que evolucionan sin síntomas», asegura el especialista.
Quien hace deporte semanal sin estár adscrito a ningún club debería igualmente pasar por un control, aconsejan. «Es una barbaridad que haya personas que han corrido 15 maratones sin haber ido nunca al cardiólogo», lamenta Brugada.
**Publicado en "EL PERIODICO DE CATALUNYA"

No hay comentarios: