sábado, 28 de abril de 2012

La ampliación de los servicios de Urgencias, la mejora de los recursos y los medios de comunicación han mejorado la situación del médico rural‏


El médico rural ha sufrido tradicionalmente varios problemas que se consideraban endémicos a su profesión, entre los que destacan el aislamiento, el trabajo de guardia de 24 horas al día y la escasez de recursos. Esta situación se ha ido revertiendo poco a poco en los últimos años, según el doctor José Hernández Úrculo, coordinador del Ciclo de Conferencias del Instituto de Bioética y Humanidades (IBH) de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), que se celebra hoy en Badajoz.

El trabajo de estos profesionales -cerca de 18.000 en toda España, aunque es una cifra matizable según el rasero que se use para definirles- es similar al de cualquier médico de familia: atienden en el consultorio y después en los hogares; sin embargo, todo es más complicado en su día a día porque tienen que desplazarse mucho y el envejecimiento de la población a la que atienden es casi siempre mayor.

No obstante, según el doctor Hernández Úrculo, “los medios de comunicación, el mejor acceso a la información, la formación continuada e Internet han supuesto un gran avance para desterrar en gran parte el tradicional aislamiento del médico que trabaja en el medio rural”. Gracias a todo ello, la situación ha mejorado de forma notable en estos últimos años, “tanto en cuanto a recursos técnicos como personales, dotando al ámbito rural de servicios de Urgencias y evitando el oneroso trabajo de guardias de 24 horas al día todos los días del año”.

No hay comentarios: