martes, 24 de abril de 2012

Hospitales españoles evalúan un medicamento para detener el Alzheimer antes de que aparezca la demencia


El ensayo clínico, que lleva por nombre Scarlet RoAD Study, se llevará a cabo en cerca de 150 centros de alrededor de 28 países de todo el mundo y en él participarán aproximadamente 770 personas con un elevado riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. En el proyecto participan diez grandes hospitales españoles: La Paz, Doce de Octubre y Ramón y Cajal, de Madrid; la Fundación ACE, el Hospital Clínic, el Hospital del Mar, el Sant Pau y la Mutua de Terrassa, en Cataluña;el Hospital Dr. Peset, en Valencia; y el Hospital Universitario Cruces de Vizcaya.

El objetivo del estudio es evaluar si el medicamento en investigación, un anticuerpo monoclonal subcutáneo (gantenerumab), es capaz de detener el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en esta fase temprana, cuando ya empieza a notarse un leve deterioro de la memoria, pero aún no se ha producido un daño neurológico y cognitivo irreversible.

Eliminar las placas amiloides

El fármaco experimental a evaluar se ha mostrado efectivo en ensayos previos con un grupo reducido de pacientes para eliminar las placas de proteína amiloide acumuladas en el cerebro. Según muchos investigadores, la aparición de estas placas podría ser la causa de la enfermedad de Alzheimer, por lo que su eliminación podría contribuir a detener o ralentizar el desarrollo de esta enfermedad neurodegenerativa.

Entre los biomarcadores que permiten detectar esta fase prodrómica de la enfermedad de Alzheimer están la afectación de la memoria episódica que impide almacenar datos recientes, la atrofia del lóbulo temporal del cerebro o la alteración de las niveles de la proteína amiloide en el líquido espinal (unos niveles bajos indican que la proteína no se está eliminando y que se acumula en el cerebro), entre otros.

770 personas de 28 países

Los participantes en el SCarlet RoAD Study, 770 personas de 28 países distintos, deben cumplir una serie de requisitos entre los que se incluye tener entre 50 y 85 años, presentar problemas de memoria específicos en los últimos 12 meses, no estar tomando medicación para algún tipo de demencia y no tener ninguna otra enfermedad física o psíquica grave. Además, deben comprometerse a participar durante los algo más de 2 años que durará el estudio y que supondrá acudir al hospital como mínimo una vez al mes para que se les administre el fármaco experimental.

A todos ellos se les realizarán pruebas de salud general, pruebas de memoria, electrocardiogramas, punciones lumbares para medir los niveles de proteína amiloide en líquido cefaloraquídeo, resonancias magnéticas y analíticas de sangre y orina.

No hay comentarios: