viernes, 30 de diciembre de 2011

¿Qué es la Quit Line contra el tabaco de Andalucía?

Los andaluces cuentan con múltiples herramientas para dejar de fumar, entre las que se encuentra la Quit Line, a la que se accede haciendo una llamada al Servicio de deshabituación tabáquica vía telefónica gratuito (900 850 300) o a Salud Responde (902 50 50 60). Este sistema acerca las técnicas para dejar de fumar a aquellas personas fumadoras que, por motivos de trabajo, tiempo o distancia, no pueden participar en otras actividades de deshabituación tabáquica como las que organizan los centros de salud.
Desde el verano de 2007, cuando se activó esta vía, un total de 5.959 ciudadanos se han puesto en contacto con la Quit Line para dejar el tabaco. Este recurso favorece una terapia personalizada a través del teléfono y con seguimiento periódico de un técnico especialista en deshabituación. El perfil que más uso hace de este recurso corresponde a hombres (el 50,80% del total) con una edad comprendida entre los 25 y los 44 años (40,06%). En concreto, en 2011 se han recibido 801 llamadas, de las que un 54,05% han sido de mujeres. A lo largo de este año la provincia que más ha demandado este servicio ha sido Sevilla y las que menos Cádiz, Málaga y Almería.
Un estudio realizado sobre esta herramienta muestra que el 77% de las personas que lo utilizan están satisfechas con el programa y el 86% se lo recomendaría a un familiar o amigo. Los datos de este estudio señalan además que una de cada tres personas que ha recibido tratamiento a través de la Quit Line ha conseguido dejar de fumar y continuar sin hacerlo después de un año (35,9%).
Por su parte, el la vía telefónica (900 850 300) se sitúa como una línea de información 24 horas en la que los ciudadanos pueden consultar, ente otras cosas, cuál es la unidad de deshabituación más cercana. Un total de 22.541 andaluces han hecho uso de este teléfono desde 2005, 2.483 en 2011.
La web de la Consejería de Salud también contiene información sobre el tabaquismo en la dirección www.juntadeandalucia.es/salud/tabaquismo que acerca a los ciudadanos consejos de preparación para dejar de fumar y mantenerse firme ante la decisión tomada. Durante 2011 el número de visitas a estos contenidos (438.415) se ha triplicado con respecto al año pasado.
El servicio audiovisual Informarse es salud (www.informarseessalud.com) cuenta también con información sobre tabaquismo. Desde mayo de 2007, se ha producido 7.846 visitas a contenidos de tabaquismo y 2.469 desvíos a móviles. Esto supone una media de 2.000 visitas al año.

-Actividades preventivas
En la línea de prevenir el tabaquismo, la Consejería de Salud ha reforzado los programas dirigidos a la población joven con el objetivo de dotarles de las herramientas necesarias para reconocer los mecanismos de presión que pueden inducirles a iniciarse en el hábito de fumar.
‘A no fumar ¡me apunto!’, es el programa de promoción de la salud y prevención del tabaquismo desarrollado por la Consejería de Salud en el marco del Plan Integral de Tabaquismo en colaboración con Educación, Igualdad y Medio Ambiente. Este programa, que incluye dos concursos para reforzar los mensajes de prevención de tabaquismo, tiene su recorrido en los centros escolares andaluces. En el curso 2011-2012 son un total de 534 centros educativos los que están participando, cifra que incrementa cerca de un 15% con respecto al curso anterior. Esto supone que están tomado parte 96.394 alumnos y 8.375 profesores, un 9% y un 22% más que el año pasado.
El objetivo es que alumnos y docentes conozcan los perjuicios que ocasiona el consumo de tabaco y el humo de tabaco ambiental sobre el organismo, así como los beneficios que tiene abandonar este hábito o lo que es mejor, no iniciarse en él. Para ello, se les dota de las herramientas necesarias para abandonar el tabaco en caso de haberse iniciado en él.
En la misma línea se mueven los concurso ‘Déjalo y gana’, dirigido a alumnos de 3º y 4º de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos, y ‘Clase sin humo’, para 1º y 2º de ESO. En la última edición, en el primero han participado 2.113 alumnos y en el segundo 442 clases, 130 más que el año anterior.
El 28% de los jóvenes de entre 13 y 14 años ha experimentando en alguna ocasión con el tabaco y el 18% de las chicas y el 11% de los chicos de 15 a 16 años fuman a diario. Es por ello que para aquellos jóvenes que ya se hayan iniciado en este hábito, la Consejería de Salud pone a su alcance programas de deshabituación en el entorno escolar, adaptado a sus horarios y con sesiones grupales junto a otros compañeros.
Durante 2011, un total de 752 jóvenes han tomado parte en los grupos de deshabituación tabáquica con adolescentes, que cuenta con un abordaje específico y material de apoyo diseñado para ellos. Un total de 152 educadores han participado ya en terapias de intervención avanzada para el abandono del tabaco. Desde el inicio del programa las cifras ascienden a 2.759 alumnos y 1.192 profesores.
Conseguir centros docentes sin humo es una de las medidas desarrolladas por el Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía para evitar el consumo de tabaco entre la población más joven, en tanto los profesionales de la educación, al igual que los profesionales sanitarios, son considerados modelos sociales en lo que a hábitos se refiere. Es por ello, que el plan andaluz promociona la deshabituación entre los docentes acercándoles los programas adecuados para conseguir este fin.
Asimismo, se han realizado talleres de formación de deshabituación con adolescentes en la Escuela Andaluza de Salud Pública y de intervención en tabaquismo para profesionales de Forma Joven en los que se han formado un total de 560 profesionales en un total de 24 actividades formativas.

No hay comentarios: