lunes, 19 de diciembre de 2011

Merck ayuda a erradicar la esquistosomiasis en África

Merck prevé duplicar la donación de comprimidos con el ingrediente activo praziquantel y pasar de los 25 millones de unidades a los 50 millones a medio plazo. Merck se comprometió a ello en el curso de una reunión mantenida con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra. Si bien la previsión era finalizar el proyecto en 2017, Merck declara ahora su intención de continuar en la lucha contra la esquistosomiasis de manera indefinida. Tal y como se dijo en la reunión, adicionalmente a esta donación, la farmacéutica prestará apoyo financiero a un programa de concienciación en las escuelas dirigido por la OMS en África.

-Mejorar la formulación
Merck explicó que el objetivo de dicho programa es educar a los niños acerca de las consecuencias de la esquistosomiasis y sobre las formas de prevenir la enfermedad. Además, prevé mejorar la formulación del comprimido y apoyar aún más las investigaciones acerca de la esquistosomiasis. La esquistosomiasis es la enfermedad tropical más común en África después de la malaria. Se estima que están infectadas más de 200 millones de personas y que mueren unas 200.000 personas al año como consecuencia de la enfermedad.

-Frecuente en niños
Los expertos señalaron que la esquistosomiasis es una enfermedad parasitaria crónica causada por duelas sanguíneas (gusanos trematodos) del género Schistosoma. Prevalente en zonas tropicales y subtropicales, se da especialmente en comunidades pobres, sin acceso a agua potable ni a sistemas sanitarios adecuados. La tasa de infección es especialmente elevada entre los niños. En esta línea, praziquantel, ingrediente activo desarrollado por Merck, es la terapia más eficaz disponible en la actualidad para las infecciones por esquistosomiasis. Desde Merck subrayaron que el medicamento tiene muy buen perfil de seguridad, se administra con facilidad en una sola dosis y es bien tolerado. Una filial de Merck en México produce los comprimidos con la marca Cesol 600. La OMS coordina la distribución local de los comprimidos.

No hay comentarios: