miércoles, 30 de noviembre de 2011

Una nueva estrategia, similar a la terapia génica, protege de la infección del VIH sin vacuna

Desarrollar un medicamento que sea capaz de producir anticuerpos frente al VIH que tengan un efecto de por vida es uno de los objetivos de los investigadores del ámbito del VIH y el sida. Precisamente hoy, Día Mundial del Sida, se publica en la revista Nature un estudio que demuestra que es posible llegar a este reto, al menos en ratones.
Los investigadores del Instituto de Tecnología de California aseguran haber ideado una estrategia que induce la producción de un anticuerpo humano contra el VIH de por vida en ratones portadores con un sistema inmunológico adaptado al ser humano y que proporciona protección contra la infección por VIH.
La tecnología empleada por los expertos, similar a la terapia génica, se denomina inmunoprofilaxis vectorial (VIP). Consiste en un vector que codifica los genes de los anticuerpos que se dirigen a la expresión de los anticuerpos neutralizantes contra el VIH en el huésped. Los resultados, subrayan los expertos, plantean la posibilidad de que este enfoque pueda proporcionar un tratamiento eficaz para la prevención del VIH en los seres humanos.
Los esfuerzos tradicionales para desarrollar una vacuna contra el VIH se han centrado en el diseño de sustancias que provocan una respuesta inmunitaria eficaz —ya sea en forma de anticuerpos que bloquean la infección o a través de las células T que atacan a las células infectadas—. Hasta ahora se han identificado una serie de anticuerpos neutralizantes contra el VIH, pero se desconoce si las vacunas convencionales podrían ser capaces de producir anticuerpos similares.

-Protección total
«VIP tiene un efecto similar a una vacuna, pero sin tener que acudir al sistema inmune para hacer su trabajo», señala Alejandro Balazs, autor principal del estudio.
Los investigadores han demostrado que los ratones humanizados que reciben una única inyección de VIP están totalmente protegidos contra la infección por el VIH, incluso cuando son expuestos a una dosis elevada del virus. Teniendo en cuenta el nivel de protección demostrado en el presente estudio, los autores sugieren que este enfoque podría ser extrapolado a ser humano.

**Publicado en "VOCENTO"

No hay comentarios: