AMAZON BUISNESS

viernes, 11 de noviembre de 2011

EL 65% DE LAS MUJERES MENORES DE 40 AÑOS CON CÁNCER DE MAMA PRESENTA AFECTACIÓN GANGLIONAR EN EL MOMENTO DEL DIAGNOSTICO



Cada año se diagnostican en España alrededor de 18.500 casos de cáncer de mama, de forma que unas 50 mujeres reciben esta noticia cada día. “Su incidencia aumenta alrededor del 1% cada año y en el mundo industrializado una de cada 10 mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida. Esta gran incidencia hace que esta enfermedad sea la segunda causa de muerte en las mujeres, a pesar de que se esté mejorando la supervivencia de las pacientes”, explica el doctor Fernando Domínguez Cunchillos, presidente de la XVIII Reunión Nacional de Cirugía de la Asociación Española de Cirujanos, que se celebra desde ayer en Navarra.

Junto al papel de los programas de detección precoz que se han ido poniendo en marcha y perfeccionando a lo largo de los últimos años, el desarrollo de nuevas armas terapéuticas y el perfeccionamiento de la Cirugía han conllevado que la supervivencia en cáncer de mama a los 5 años esté en torno al 75% y que su curación cuando el diagnóstico se realiza en estadios precoces ronde el 97-98%. Según el doctor Domínguez, “asimismo, el desarrollo de Unidades Multidisciplinares formadas por los distintos especialistas implicados (cirujanos, oncólogos, radioterapeutas, ginecólogos, radiólogos, anatomopatólogos, etc.) han aportado un gran beneficio a las pacientes”.

No obstante, este experto destaca entre los retos existentes en torno al abordaje de este tipo de tumores, mejorar la detección y manejo del cáncer de mama en mujeres jóvenes: “En la mujer joven son más frecuentes los retardos en el diagnóstico, en otras ocasiones coinciden cáncer de mama y embarazo y, además, es necesario definir cómo abordar el problema del cáncer genético”. En este sentido, el enfoque diagnóstico y de tratamiento del cáncer de mama en la mujer joven será uno de los temas más relevantes que se tratarán hoy en el marco de la XVIII Reunión Nacional de Cirugía. Según la doctora Marta Ribeiro González, cirujana de la Unidad Multidisciplinar de Mama del Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, “el 65% de los casos de cáncer de mama diagnosticados en mujeres por debajo de los 40 años presenta afectación ganglionar y el 68% de los mismos corresponde a grado III, en relación a la agresividad tumoral”.

En la misma línea, el doctor Luis Apesteguía Ciriza, radiólogo especializado en Imagen Mamaria del Comité de Patología Mamaria del Pabellón B (antiguo Hospital Virgen del Camino) del Complejo Hospitalario de Navarra, explica que “hay que tener muy en cuenta que, a medida que descendemos la edad de comienzo de los programas de detección precoz en cáncer de mama, dicha detección es menos eficaz y mucho más complicada, debido a la mayor densidad de las mamas, que exige un porcentaje de técnicas complementarias muy superior, incluso inviable para un formato de programa como el que se realiza con éxito en las mujeres de 50 a 70 años”. En el caso concreto de Navarra, pionera en poner en marcha un Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama en 1990 y que ha servido de modelo a otras comunidades autónomas, ya se inició incluyendo a las mujeres por encima de los 45 años, “algo fundamental si se tiene en cuenta que la incidencia de cáncer de mama en mujeres de 45 a 50 años es elevada”, añade el doctor Domínguez.



-Cáncer de mama en mujeres jóvenes
El cáncer de mama en la mujer joven (menor de 40 años) supone aproximadamente el 13% de todos los cánceres de mama diagnosticados. De este porcentaje, el 8,4% se concentra entre los 36 y los 40 años. “El tratamiento quirúrgico del cáncer de mama debe orientarse siempre a la conservación de la misma, pudiendo lograrlo en aproximadamente el 70% de las pacientes”, explica la doctora Ribeiro. “Asimismo, se debe realizar biopsia selectiva del ganglio centinela para evitar vaciamientos axilares innecesarios”.

No obstante, en la paciente joven, el tumor se diagnostica en muchos casos con un tamaño mayor o con varios focos tumorales, lo que, en palabras de la doctora Ribeiro, “no sólo no nos permite la conservación de la mama, sino que también supone una contraindicación de la conservación”. Mientras que en el primero de los casos existe la opción de comenzar con quimioterapia para lograr una reducción tumoral y así poder conservar la mama, “en el segundo de los casos la opción es practicar una reconstrucción post-mastectomía que se realizará de forma inmediata tras la mastectomía o como procedimiento diferido tras un intervalo de tiempo, según las características particulares del caso”.



-Embarazo y cáncer de mama
La incidencia del cáncer de mama durante el embarazo, según la doctora Ribeiro, “oscila entre el 0,2 y el 3,8%, pero si consideramos mujeres en edad fértil alcanza el 7-14%, siendo el tumor mas frecuente en mujeres gestantes (un caso cada 3.000 gestaciones)”. Asimismo, esta experta destaca que “suele haber un retraso diagnóstico de 4 a 11 meses, lo que conlleva un peor pronóstico”.

Una vez efectuado el diagnóstico, “la interrupción del embarazo no incrementa la supervivencia, ni siquiera en presencia de metástasis, y se puede tratar adecuadamente a mujeres embarazadas sin peligro para el feto, aunque la actitud de tratamiento variará en función del trimestre del embarazo en el que nos encontremos”. Eso sí, desde el punto de vista quirúrgico, la conservación mamaria es controvertida, por posible multicentricidad del tumor difícil de estudiar en la mama gestante y por la necesidad de radioterapia. “Sólo se plantea en el tercer trimestre de embarazo”, hace hincapié esta experta.

Cuando una paciente se plantea un futuro embarazo, dado que los estrógenos actúan como factor de crecimiento de los tumores mamarios, se podría pensar que es negativo en mujeres tratadas por cáncer de mama, pero, en palabras de la doctora Ribeiro, “varios estudios han demostrado que las mujeres que se han quedado embarazadas después de ser tratadas por una cáncer de mama en estadio I y II no presentan más riesgo de recidivas”. Por tanto, el embarazo no parece tener influencia en el pronóstico de la enfermedad y a pesar de no haber una recomendación universal, “se recomienda esperar entre 2 y 5 años tras el diagnóstico y un mínimo de 6-12 meses desde la finalización de un tratamiento sistémico”, concluye esta experta.



-Detección precoz del cáncer de mama en mujeres jóvenes
La detección precoz del cáncer de mama en mujeres jóvenes se debe basar en la coexistencia de signos clínicos, así como de factores de riesgo concomitantes o concurrentes (antecedentes personales y familiares, peculiaridades hormonales, densidad mamaria, etc.). “Además, en estas mujeres, resulta muy necesario añadir a la Mamografía, la Ecografía e incluso la Resonancia Magnética”, explica el doctor Apesteguía.

En definitiva, por las características del cáncer de mama en mujeres jóvenes, las técnicas de detección que se deben utilizar deben ser mucho más personalizadas, son más costosas y quizás también menos eficaces. En palabras del doctor Apesteguía, “sólo son útiles si se realizan con presencia de un radiólogo, quien debe evaluar la mamografía en el momento, así como indicar y realizar pruebas complementarias en un porcentaje muy elevado de las mujeres participantes. Ello hace muy complicado revisar cada año los miles de mujeres que se deberían incluir y, además, con resultados mediocres, ya que un cierto porcentaje de casos podrían pasar desapercibidos”.

Respecto al papel del radiodiagnóstico del cáncer de mama en mujeres jóvenes con riesgo o antecedentes familiares, el doctor Apesteguía es contundente: “Es esencial”. En la actualidad, ya existe cierto consenso internacional sobre el modo en que debe realizarse la detección precoz en las mujeres de alto riesgo por antecedentes familiares múltiples y, sobre todo, en aquéllas en que se ha confirmado la existencia de mutación en los genes relacionados con esta enfermedad. “La detección debe comenzar hacia los 30 años, tener una periodicidad anual y realizarse con Resonancia Magnética como prueba principal”, explica. “Programas realizados con estos parámetros en países desarrollados han conseguido tasas de detección

No hay comentarios: