martes, 29 de noviembre de 2011

Dormir bien en la cama es clave



¿Suena el despertador y después de ocho horas en la cama te levantas como si te hubieran pegado una paliza? ¿Notas cómo si no hubieras descansado lo suficiente? Probablemente no estés durmiendo en la posición más adecuada. No todo vale en la cama.
Una postura que muchos adoptan y que pocos saben que es perjudicial para la espalda es la de dormir boca abajo. La razón es puramente anatómica. Descansar así obliga a girar la cabeza para poder respirar. «Es una posición traumática para el cuello. La columna se arquea y pone en tensión los ligamentos y la musculatura lumbar, lo que favorece la aparición de una lumbalgia», explica a ABC.es José Santos, secretario general del Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.
Para conseguir un sueño reparador y evitar los dolores de espalda a la mañana siguiente, el experto recomienda descansar en posición fetal. «De lado, la columna vertebral sufre menos porque está más recta y el cuerpo no se somete a tensiones», señala.
Dormir boca arriba también es saludable, pero para que la espalda esté más relajada «es conveniente colocar un pequeño cojín debajo de las rodillas», matiza Santos. Además, a la hora de levantarse de la cama, es mejor girar primero el cuerpo de lado e incorporarse después con la ayuda de los brazos.
Tampoco hay que olvidar el papel que juega la almohada en el descanso. Para obtener los mejores resultados, hay que contar con una que permita mantener alineada la cabeza con el tronco. Se deben evitar las excesivamente elevadas y duras o las que son demasiado bajas y blandas. En este sentido, el fisioterapeuta recomienda siempre probar la almohada antes de comprarla.
El colchón también es un tema controvertido. Actualmente el mercado ofrece una extensa variedad en cuanto a materiales y firmeza, pero lo más recomendable desde el punto de vista de la salud es optar por uno de dureza media. «No es verdad que cuanto más duro sea, mejor», advierte el especialista. Además, es recomendable cambiarlo cada 8 o 10 años.
En caso de compartir cama de matrimonio, lo ideal es optar por una que cuente con sistemas de descanso independientes para evitar «molestar» al compañero durante la noche. Si se opta por dormir agarrado, siempre que sea de lado, no hay problema. Eso sí, procura que no se te duerma el brazo...



**Publicado en "ABC"

No hay comentarios: