jueves, 27 de octubre de 2011

La neumonía y la infección urinaria son las enfermedades infecciosas que más ingresos hospitalarios ocasionan en Medicina Interna



Aproximadamente una tercera parte de la actividad de un internista general se dedica al tratamiento de enfermedades infecciosas; entre las que las respiratorias, principalmente la neumonía, y las infecciones urinarias son las más comunes en pacientes en edad avanzada.
Ante ellas, algunos de los principales retos para el internista, según el Dr. Josep A. Capdevila Morell, coordinador del Grupo de Enfermedades Infecciosas (GTEI) de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) es que se aumente la prevención, "ya sea con campañas de vacunación (gripe, neumococo…) o mejorando las condiciones generales de los pacientes, como la nutrición o la disfagia". Y una vez adquirida la infección, determinar el lugar de adquisición de la misma, ya sea comunitaria, asociada a cuidados sanitarios, u hospitalaria, así como el riesgo de los microorganismos multirresistentes.
Es una de las conclusiones del XXXII Congreso Nacional de la SEMI y el XIV Congreso de la Sociedad Canaria de Medicina Interna que se están celebrando en Maspalomas (Gran Canaria) del 26 al 29 de octubre y que presta especial atención a las patologías infecciosas más comunes - la neumonía y la infección urinaria -, que de hecho son las que precisan un número mayor de ingresos hospitalarios en Medicina Interna.

Así, la incidencia de la neumonía, aunque depende de la época del año, "supone entre 70 y 140 casos por 1.000 ingresos en Medicina Interna, según los datos del estudio ENEMI que se presenta en el congreso".
En cuanto a las novedades sobre su abordaje, el experto de la SEMI destaca "la mayor facilidad a la hora de diagnosticar su etiología vírica, al disponer de técnicas rápidas de biología molecular que identifican los principales virus respiratorios. Respecto a su tratamiento, cabe considerar el concepto de neumonía asociada a cuidados sanitarios, que obliga a valorar en estos pacientes la posible existencia de factores de riesgo para bacterias multirresistentes".
En concreto, el estudio ENEMI destaca que un 30% de los casos de ingreso en servicios de Medicina Interna corresponden a ese concepto de patologías asociadas a cuidados sanitarios. Según el doctor Capdevila, "las neumonías en este grupo afectan a pacientes de edad avanzada y con muchas comorbilidades".
El ENEMI demuestra también la heterogeneidad existente en el manejo de las neumonías y la poca adecuación a las recomendaciones de las guías de práctica clínica. "En este sentido", señala el experto, "hay muchos puntos de mejora".
También la infección urinaria es una patología muy prevalente en la población senil y pluripatológica. La dificultad para el clínico, señala el doctor Capdevila, reside en discernir si realmente se tratan de verdaderas infecciones o simples bacteriurias asintomáticas. El experto concluye que "no realizar correctamente este ejercicio implica un consumo desmedido de antibióticos para tratar supuestamente bacterias que frecuentemente son multirresistentes, con lo que no se hace más que contribuir al posterior desarrollo de nuevas resistencias".

No hay comentarios: