martes, 6 de septiembre de 2011

VICTOZA, TRATAMIENTO PARA LA DIABETES TIPO 2 QUE FAVORECE LA PÉRDIDA DE PESO

Victoza de Novo Nordisk (liraglutida) ya está disponible en España como tratamiento para la diabetes tipo 2 (DM2). Dicho fármaco, con una homología del 97 por ciento a la hormona del intestino GLP1, se administra una única vez al día con independencia de cuando se hagan las comidas y ayuda a los pacientes a perder hasta un 5 por ciento de su peso. La presentación del fármaco en Madrid corrió a cargo del director Médico de Novo Nordisk, doctor Francisco Pajuelo, el médico de familia del Centro de Salud de San Blas-Unidad de Investigación San Juan (Alicante), doctor Domingo Orozco; y la doctora Susana Monereo, jefe de Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Getafe.


"La prevalencia de diabetes tipo 2 en España es del 12 por ciento y ésta se ha duplicado en los últimos años, en gran medida por el incremento del sobrepeso y la obesidad en la población, así como por la mayor cantidad de años que vivimos actualmente", contextualizó el doctor Pajuelo. La relación sobrepeso u obesidad con diabetes tipo 2 es ampliamente conocida, sin embargo, la mayoría de los antidiabéticos se han centrado en el control de la glucosa sin tener en cuenta el citado aspecto, la hipertensión arterial, el colesterol u otros riesgos cardiovasculares, "que se dan simultáneamente en los pacientes con DM2 en más de la mitad de los casos", señaló el doctor Orozco.


"Novo Nordisk sí lo ha tenido en cuenta, de modo que Victoza es un fármaco muy similar a la hormona GLP1, que segrega una mayor cantidad de insulina, metaboliza mejor la glucosa y produce una sensación de saciedad en los pacientes, lo que contribuye a que éstos diminuyan su peso", indicó la doctora Monereo. La jefe de Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Getafe comentó que "éste fármaco supone una nueva herramienta en el arsenal terapéutico para diabetes tipo 2. Además, Victoza se puede combinar con la mayoría de otros fármacos, no produce apenas hipoglucemias y al poder administrarse con independencia a las comidas no produce efectos raros como puede hacerlo la insulina. Tampoco implica tanto control glucémico como otros fármacos". Con respecto a los efectos secundarios la doctora comentó que "puede haber sensación de digestión lenta, nauseas y en casos excepcionales vómitos, pero es muy raro que tengamos que suprimírselo a un paciente".