jueves, 25 de agosto de 2011

Se acaba el verano y se multipica la demanda de dietas‏

Después de los meses de verano, son muchos los españoles que pretenden recuperar la silueta perdida durante las vacaciones y lo quieren hacer de la forma más rápida y efectiva posible. Tanto es así que Laboratorios Ysonut, referentes en el ámbito de la nutrición medicalizada, prevén un aumento del 116% en la demanda de su dieta de aporte proteico, Proteifine para el mes de septiembre, comparado con la demanda obtenida en agosto.

Sin embargo, no todas las formas de adelgazar son saludables. El auge de las dietas proteicas durante los últimos meses en España ha creado un continuo debate sobre la veracidad de éstas, así como sobre su efectividad y las consecuencias negativas en el estado de salud de quien las lleva a cabo.

Por ello, desde Laboratorios Ysonut advierten de la importancia de realizar una dieta proteica siempre con seguimiento médico. Este tipo de dietas son estrictas y, por ello, necesitan de un seguimiento constante del paciente, sólo de esta manera se podrá conseguir un buen resultado, además de notar mejoras considerables en su salud. Asimismo, advierte de los riesgos que pueden conllevar las dietas hiperproteicas de origen animal, a favor de la realización de una dieta normoproteica con productos calibrados, como es el caso de la dieta Protéifine de Laboratorios Ysonut.

-¿Dieta hiperproteica o normoproteica?
Últimamente hay cierta desconfianza hacia las dietas proteicas en general debido a la multitud de tratamientos propuestos y el desconocimiento de las especificidades de cada una. En este contexto es importante hacer una diferenciación entre las denominadas normoproteicas calibradas, y las hiperproteicas.

Las dietas normoproteicas se realizan con productos calibrados, es decir, productos especiales fabricados específicamente con la cantidad de proteínas que el cuerpo necesita pero eliminando la mayor parte de las grasas y azúcares. Al tratarse de una dieta estricta es importante realizarla siempre bajo la supervisión de un médico que adaptará la dieta a las necesidades y características de cada persona. Aparte de estos productos (sobres, barritas, tortillas, etc.) la dieta será suplementada con los micronutrientes necesarios (sodio, potasio, magnesio, vitaminas, omega 3-6 etc.) con el fin de mejorar la salud del paciente y controlar que no hay ningún déficit en el organismo.

Sin embargo, en las dietas hiperproteicas de origen animal (como, por ejemplo, la famosa dieta Dukan) y que se realizan con alimentos de gran valor proteico; carnes y pescados, se consumen más proteínas de las que el cuerpo necesita, además de ingerir una gran cantidad de grasas, lo cual puede conllevar riesgos para la salud como, por ejemplo, problemas cardiovasculares. Asimismo, al no realizar ningún tipo de suplementación de micronutrientes, siempre se generarán ciertos déficits en el organismo que pueden acarrear efectos secundarios no deseados.

-¿Dieta proteica con seguimiento médico o sin?
Una dieta estricta de este tipo necesita, de manera imprescindible, la supervisión de un profesional de la medicina que determinará si el paciente es apto para realizar el tratamiento, mediante:
- Una Historia Clínica detallada, para estudiar los antecedentes, incompatibilidades, contraindicaciones, etc.
- Una atenta exploración clínica para descartar problemas o enfermedades ocultas que pudieran dar “sorpresas” desagradables durante la dieta.
- Una completa analítica previa y, según el caso, otro tipo de pruebas como electrocardiograma, determinaciones hormonales, etc.
Además, es de vital importancia hacer un seguimiento médico durante la realización de una dieta de aporte proteico para evitar posibles problemas o posibles efectos secundarios que pueden afectar al desarrollo de la dieta y poner en peligro la salud del paciente.

El equipo médico deberá realizar una dieta a la medida de cada paciente para evitar este tipo de problemas y, en caso de que se dieran, poder reaccionar a tiempo para controlar y garantizar un buen estado de salud.

Finalmente, una de las características más importantes de las dietas con seguimiento médico es la reeducación alimentaria, es decir, el médico enseña al paciente qué comer, a qué hora, y con qué finalidad para que al terminar la dieta haya adquirido unos buenos hábitos alimenticios que harán que se puedan mantener los quilos perdidos durante la dieta a largo plazo.

Mientras que las dietas sin un control médico, como las hiperproteicas, tienen un gran riesgo de obtener el famoso efecto rebote o efecto yoyo, recuperando rápidamente los kilos perdidos y desmotivando a quién la ha hecho.

En definitiva, realizar una dieta normoproteica con productos calibrados y siguiendo todos los consejos de un experto (médico) permite que sea mucho más efectiva y sana, manteniendo los resultados a largo plazo.


**Comunicado de "TINKLE"

No hay comentarios: