martes, 30 de agosto de 2011

Nuevos datos clínicos sobre el anticoagulante oral Pradaxa‏

Nuevos datos de dos análisis de subgrupos del ensayo RE-LY® muestran que dabigatrán etexilato 150 mg dos veces al día reduce de forma sistemática el riesgo de ictus y embolia sistémica derivados de la fibrilación auricular (FA) en comparación con la warfarina bien controlada, independientemente de que los pacientes utilicen antiagregantes plaquetarios1 u otros tratamientos concomitantes, como los antiarrítmicos amiodarona o verapamilo. Los beneficios relativos de dabigatrán etexilato frente a la warfarina bien controlada en los resultados globales de RE-LY® fueron constantes en todos los pacientes que utilizaron estos tratamientos concomitantes. Los datos se han presentado en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) 2011, celebrado en París, Francia.

Dabigatrán etexilato 150 mg dos veces al día es el único anticoagulante oral de nueva generación aprobado para la prevención de los ictus causados por FA, que ha demostrado su superioridad, en la reducción de ictus isquémico, frente a la warfarina bien controlada (media de tiempo en el rango terapéutico del 67%) para la prevención de ictus por FA en un análisis por intención de tratar. Estos revolucionarios resultados se demostraron en RE-LY®, un ensayo PROBE (prospectivo, aleatorizado, de diseño abierto y con evaluación enmascarada de los criterios de valoración), en el que se compararon dos dosis fijas del inhibidor directo de la trombina oral dabigatrán etexilato (110 mg y 150 mg dos veces al día), administradas de forma enmascarada, frente a warfarina administrada sin ocultación.

Los nuevos resultados son significativos, ya que se sabe que el que ha sido el tratamiento de referencia durante mucho tiempo, warfarina o acenocumarol en España, interacciona con numerosos fármacos, incluidos muchos medicamentos concomitantes habituales metabolizados a través de la vía del citocromo P450. Además, a aproximadamente 1 de cada 5 pacientes con FA se le prescribe tratamiento con antiagregantes plaquetarios junto con warfarina para afecciones como arteriopatía coronaria, síndrome coronario agudo o colocación de endoprótesis coronaria reciente. La seguridad del tratamiento con antiagregantes plaquetarios en combinación con los anticoagulantes constituye un motivo de preocupación para los médicos, puesto que la combinación ha demostrado presentar una incidencia de hemorragias graves superior a la de la monoterapia con anticoagulantes.

El presente análisis de antiagregantes plaquetarios evaluó el uso combinado de ácido acetilsalicílico y/o clopidogrel en 8.507 pacientes que tomaron dabigatrán etexilato (150 mg o 110 mg dos veces al día) o warfarina bien controlada. El segundo análisis evaluó las interacciones con dabigatrán etexilato y el uso de inhibidores de la P-glucoproteína como amiodarona, verapamilo y diltiazem.1 Los resultados mostraron:
· Tal como se observa en el ensayo RE-LY® a escala mundial, dabigatrán etexilato 150 mg dos veces al día mantuvo la efectividad de sus beneficios respecto a la warfarina bien controlada para la prevención del ictus y la embolia sistémica en los pacientes con FA tratados con antiagregantes plaquetarios (CRI [cociente de riesgos instantáneos; hazard ratio] =0,76, IC del 95%=0,58-0,99), con tasas de episodios hemorrágicos graves similares a las de warfarina (CRI=0,94; IC del 95%=0,79-1,12) ) y un valor P (p-value) no significativo para la interacción, indicando la consistencia de este subgrupo en comparación con el estudio RE-LY® en general
· Dabigatrán etexilato 110 mg dos veces al día fue tan eficaz como la warfarina bien controlada en la prevención de ictus/embolia sistémica en los pacientes con FA que recibieron tratamiento con antiagregantes plaquetarios (CRI=0,93, IC del 95%=0,72-1,20 un valor P (p-value) para la interacción = ns), y redujo los episodios hemorrágicos graves (CRI=0,84, IC del 95%=0,70-1,00 un valor P (p-value) para la interacción = ns).
· El uso concomitante de antiagregantes plaquetarios aumentó el riesgo de hemorragias graves (CRI=1,60, IC del 95%=1,41-1,81) en todos los brazos del tratamiento, sin diferencias entre los pacientes tratados con dabigatrán etexilato o warfarina.
· El uso de inhibidores de la P-glucoproteína*, como amiodarona, verapamilo y diltiazem, en combinación con dabigatrán etexilato no alteró los beneficios globales de dabigatrán etexilato en la prevención del ictus, las hemorragias graves o las hemorragias intracraneales en comparación con la warfarina bien controlada.

Según el profesor Antonio Dans, del Departamento de Medicina de la Facultad de Medicina de la University of the Philippines: “Aunque el uso combinado de antiagregantes plaquetarios y un anticoagulante conlleve el riesgo de aumento de las hemorragias, a menudo es necesario en los pacientes con FA con arteriopatía coronaria, al igual que lo es el tratamiento antiarrítmico concomitante para el control del ritmo o la frecuencia cardíaca en la FA. Por este motivo, los nuevos resultados son importantes para la práctica clínica, puesto que muestran que los beneficios de dabigatrán etexilato frente a la warfarina para la prevención del ictus en la FA no se ven afectados al utilizar conjuntamente antiagregantes plaquetarios o antiarrítmicos. Los datos respaldan la eficacia consistente de dabigatrán etexilato en la prevención del ictus en una gran variedad de pacientes con AF, y su bajo potencial de interacciones farmacológicas en comparación con la warfarina.”

Dabigatrán etexilato ha sido recientemente aprobado para la prevención de ictus por FA en la UE, después de haber sido autorizado en EE. UU., Canadá, Japón, Australia y muchos otros países de los 5 continentes.

No hay comentarios: