domingo, 17 de julio de 2011

¿Quién era Wilhelm Heinrich Schussler?



Wilhelm Heinrich Schüssler nación en Bad Zwischenah, cerca de Oldenburg (Alemania) en 1821. Debido a los escasos ingresos de su padre, tuvo que ayudar económicamente a su familia trabajando como profesor de idiomas durante muchos años. A los 31 años empezó sus estudios de medicina en París, más adelante, se trasladó a la universidad de Berlín donde continuó estudiando y finalmente se licenció en Giessen.
En Oldenburg abrió una consulta médica, donde trataba diversas enfermedades y ayudaba en partos. Muy pronto se centró en la homeopatía y estuvo tratando a pacientes durante mucho tiempo, pero Schüssler quería alejarse de la infi nidad de remedios homeopáticos que existían e idear una terapia en la que se utilizaran pocos medicamentos.
Schüssler se inspiró en una frase de Moleschott* publicada en un trabajo científi co que decía; “…las sustancias que permanezcan después de la combustión de los tejidos humano y animal, llamadas cenizas, son la base que dan la forma al tejido y establecen su tipología. No hay hueso sin fosfato cálcico, no hay cartílago sin sal, no hay sangre sin hierro, no hay saliva sin cloruro potásico”.



Schüssler quería descubrir qué sales minerales eran las más habituales en el cuerpo, así que se aventuró a realizar sus estudios y seguidamente a elaborar los remedios. Después administró los remedios a sus pacientes y observó que todos mejoraban de forma considerable.
El resultado de toda la práctica y estudios del Dr. Schüssler confirmó que las Sales de Schüssler no sólo pueden restablecer funciones fisiológicas en el organismo, sino que también las pueden mantener en activo.
El Dr. Schüssler identificó 12 Sales Bioquímicas tras largos años de investigación, todas ellas necesarias para el equilibrio de los diferentes mecanismos corporales.
* Moleschott era un científico y fisiólogo holandés que descubrió la importancia de las sales minerales para el funcionamiento de los organismos humano y animal.






*A.E.B.S. Las Sales de Schüssler NO proporcionan al cuerpo los minerales que necesitan, sino que ayudan a compensar las alteraciones en la distribución y absorción de los minerales que tenemos en nuestro organismo.

No hay comentarios: