viernes, 1 de julio de 2011

Las infecciones adquiridas en hospitales pueden reducirse en más de un 40% con el uso del cobre

Los primeros resultados del ensayo clínico realizado en varios hospitales de EEUU ha demostrado que el uso de superficies de cobre antimicrobiano en las habitaciones de las unidades de cuidados intensivos redujo en un 40,4% el riesgo de adquirir una infección durante la estancia hospitalaria. Los resultados iniciales de este estudio fueron presentados en la Primera Conferencia Internacional de la Organización Mundial de la Salud sobre Prevención y Control de Enfermedades Infecciosas (ICPIC), organizada por la Organización Mundial de la Salud en Ginebra (Suiza), el 1 de julio de 2011.
El objetivo del estudio, financiado por el Departamento de Defensa de EEUU, era determinar la eficacia del cobre antimicrobiano para reducir el nivel de patógenos en las habitaciones de los hospitales y en qué medida esa reducción se traduciría en unas menores tasas de infecciones.
Los investigadores de los tres hospitales que participaron en el proyecto – Centro Oncológico Sloan Kettering de Nueva York, hospital de la Universidad Médica de Carolina del Sur (MUSC) y Centro Médico Ralph H. Johnson, ambos en Charleston, Carolina del Sur – reemplazaron objetos que se tocan con mayor frecuencia como las barras de las camas, las bandejas plegables, los botones de llamada y los portasueros por otros hechos de cobre antimicrobiano.
Las habitaciones con objetos de cobre antimicrobiano mostraron una reducción del 97% de los patógenos en su superficie, el mismo nivel que se alcanza cuando se realiza una limpieza intensiva de la habitación después de que un paciente abandone la habitación.
El doctor Michael Schmidt, profesor y vicepresidente del consejo de Microbiología e Inmunología en la Universidad Médica de Carolina del Sur (MUSC), ha presentado estos resultados en la ICPIC, afirmando que "las bacterias presentes en las superficies de contacto de una habitación de UCI, son responsables del 35-80% de las infecciones de los pacientes, lo que demuestra la importancia de cuidar al máximo la higiene en los hospitales. Los objetos de cobre utilizados en el ensayo clínico, complementando los protocolos de limpieza, disminuyeron los niveles de microbios y redujeron de manera significativa el número de infecciones contraídas por los pacientes en las habitaciones de UCI".
Los bolígrafos de cobre antimicrobiano del personal sanitario de una UCI presentan menos contaminación microbiana
Por otra parte, un estudio realizado por el Hospital Universitario de Birmingham perteneciente al Servicio Nacional de Salud Británico (NHS) demuestra que los bolígrafos de aleación de cobre, utilizados por el personal sanitario de la UCI tienen menos microbios y, por tanto, reducen el riesgo de que una vez el personal sanitario se lave las manos estas vuelvan a contaminarse.
Después de una jornada laboral en el hospital, el 52% de los bolígrafos de latón, que es una aleación de cobre, estaban completamente libres de microbios, frente al 32% de los bolígrafos de acero inoxidable. Más significativo aún es el hecho de que la contaminación en los bolígrafos de latón fue un 87,3% menor a la de los bolígrafos de acero inoxidable.

-Un nuevo hospital incorpora superficies de cobre antimicrobiano
Un servicio de UCI de 8 camas diseñado con las últimas innovaciones para la prevención y el control de infecciones acaba de inaugurarse en el Hospital General de Trafford en Manchester. Esta nueva instalación se aprovecha de la eficacia antimicrobiana de las superficies de contacto de cobre, incorporándolas en los tiradores y pomos de las puertas y en las superficies de trabajo utilizadas para la preparación de los medicamentos.
En toda Europa cerca de 4 millones de personas adquieren anualmente infecciones nosocomiales, es decir, infecciones en su estancia hospitalaria, que causan cerca de 37.000 muertes. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), además del elevado coste humano, estas infecciones suponen un coste para los sistemas de salud públicos de 80.000 millones de dólares en todo el mundo.
Pruebas de laboratorios independientes han demostrado que, cuando se limpian con regularidad, los productos de cobre antimicrobiano eliminan más del 99,9% de los microorganismos. Estos incluyen bacterias resistentes a los antibióticos como el SARM o el ERV, y otras bacterias causantes de graves infecciones como el Clostridium difficile. El cobre antimicrobiano también ha demostrado ser eficaz contra hongos patógenos y virus como el de la Gripe A. El cobre y cerca de 300 aleaciones de cobre son los únicos materiales sólidos que han sido registrados en la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. como capaces de eliminar organismos causantes de enfermedades.