jueves, 30 de junio de 2011

Euskadi y Navarra son las comunidades pioneras en detectar la incidencia del cáncer de mama gracias a los Programas de Prevención

“Las comunidades pioneras en políticas de prevención precoz del cáncer de mama, como Navarra y País Vasco, son las que registran menores índices de mortalidad aunque la tendencia es a igualarse en toda España”, según destaca un estudio publicado recientemente en la prestigiosa revista internacional que utiliza los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) entre 1975 y 2005 en todas las provincias españolas (salvo Ceuta y Melilla).

El estudio señala a las Comunidades autónomas del País Vasco y Navarra como las primeras del estado en implantar programas de detección para este tipo tumor, como es el cribado de cáncer de mama.

Al hilo de este estudio, la responsable del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama de Osakidetza/servicio vasco de salud, Garbiñe Sarriugarte, subraya que, “al igual que sucede en las sociedades industrializadas, este es el cáncer más frecuente entre las mujeres de CAPV” por lo que señala el cribado mamográfico como “una de las actuaciones más importantes contra este problema de salud”.

Precisamente, Sarriugarte explica que este problema de salud “es el que más mortalidad presenta entre las mujeres de CAPV, con una tasa de mortalidad en el año 2008 de 17,6 por cada 100.000 mujeres”.

Asimismo, indica que “al no conocer las causas que lo originan, en la actualidad no es posible llevar a cabo de actividades de prevención primaria con el objetivo de evitar la aparición de la enfermedad”. Sin embargo la experta precisa que “sí se conocen algunos factores asociados” y por ello considera importante llevar a cabo una “prevención secundaria, basada en la detección temprana mediante el cribado mamográfico dirigido a población a riesgo”.

Por todo ello, en 1995, el Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco puso en marcha el Programa de detección precoz de cáncer de mama (PDPCM) en la CAPV, que se dirige actualmente a mujeres de la CAPV de 50-69 años (ambos inclusive).

Mediante la realización de mamografías de ambas mamas en doble proyección, con carácter bienal, se detectan los cánceres de mama en el estadio más precoz posible, con el fin de disminuir la mortalidad por dicha causa y aumentar la calidad de vida de las mujeres afectadas, realizando un mayor número de tratamientos conservadores.

-Resultados
Los resultados de dicho programa, desde su comienzo en noviembre de 1995 hasta finales de diciembre de 2010, señalan que de las 1.385.361 mujeres citadas en las diferentes rondas del programa, acudieron 1.118.182 (80,715%), a las que se les realizaron las mamografías de cribado (mamografía bilateral en doble proyección).

A 95.386 (8,53%), se les realizaron otros pruebas radiológicas complementarias. De todas ellas, un 1,11% (12.400 mujeres) fueron derivadas a los diferentes hospitales de referencia, para llevar a cabo la confirmación diagnóstica y tratamiento.

De las 12.400 mujeres derivadas para protocolo diagnóstico-terapeútico, se diagnosticaron 4.789 cánceres de los que el 54,80%, lo componen los cánceres in situ, más los invasivos menores o iguales a 1cm, habiéndose beneficiado el 79,30% de un tratamiento quirúrgico conservador de la mama. La tasa de detección del Programa ha sido para el período evaluado (15 primeros años del Programa) de 4,28 cánceres por cada 1.000 mujeres exploradas.

Otros resultados del Programa, según la última encuesta de satisfacción de usuarias del Programa, llevada a cabo a finales de 2009 (se realiza con carácter bienal) destaca que el 96,9% de las mujeres encuestadas estaban muy o bastante satisfechas de su paso por el Programa. El 100% creían que el programa es necesario y también el 100% respondió que acudirían al Programa cuando fueran convocadas de nuevo. Entre las mujeres derivadas a hospital de referencia, el 96,5% estaban muy o bastante satisfechas de su paso por el hospital.

La especialista destaca que el objetivo del PDPCM “es la disminución de la mortalidad por cáncer de mama”, pero indica que éste “es un objetivo a largo plazo y la evaluación a corto plazo se basa en el análisis de indicadores denominados predictores como la tasa de participación, la tasa de detección y la de tumores mínimos (tumores in situ y tumores invasivos, menores o iguales a 1 cm.)”.

“En la evaluación realizada de las 5 primeras rondas del PDPCM en la CAPV, todos los indicadores alcanzan o mejoran los objetivos establecidos al comienzo del programa, así como los estándares deseables de las Guías Europeas, lo cual nos hace ser optimistas en relación con la consecución del objetivo general del Programa”, ha explicado.

-Medidas inminentes
En 20110, el Gobierno Vasco aprobó la ampliación del PDPCM, a mujeres de la CAPV de 40 a 49 años, con antecedentes familiares (AF) de cáncer de mama de primer grado: madre/padre, hermana/o, hija/o.

Durante los meses de mayo a julio de 2011, se llevará a cabo la Fase Piloto en 4 Zonas de Salud de la CAPV y será a partir de octubre de 2011, cuando se comience a invitar a las mujeres de 40-49 años, en toda la CAPV, por Zonas de Salud, según los circuitos diseñados para cada unidad de Mamografía, junto con las mujeres de 50-69 años.

No hay comentarios: