viernes, 29 de abril de 2011

Unos 200 profesionales asisten a unas jornadas provinciales sobre prevención y cuidados de úlceras por presión en el Hospital Regional de Málaga



Más de 200 profesionales de Enfermería y facultativos de los diferentes centros de salud y hospitales públicos de la provincia han participado hoy en la quinta edición de las Jornadas Provinciales de Prevención y Tratamiento de Úlceras por Presión que se celebran en el Hospital Materno Infantil de Málaga. El objetivo de este encuentro, organizado por el Hospital Regional de Málaga, el Hospital Virgen de la Victoria y el Hospital Costa del Sol, ha sido compartir conocimientos y experiencias de la práctica clínica diaria, favoreciendo la mejora de la atención sanitaria ofrecida a los pacientes.
La úlcera por presión se define como un daño en la piel o del tejido subyacente originado por la presión prolongada sobre un plano duro. Esta lesión tiene una prevalencia en la población española de un 9%, según los datos del Observatorio para la Seguridad del Paciente de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, siendo más frecuente en mayores de 70 años y en personas de movilidad reducida.
En las jornadas, los profesionales han puesto en común su actividad de acuerdo a las guías de práctica clínica de los centros sanitarios que siguen las Estrategias de Cuidados de la Consejería de Salud. Así, se ha hecho hincapié en ofrecer al paciente con úlcera por presión una atención estandarizada, adaptada a cada caso de forma individualizada, tanto en materia de prevención como en los cuidados que precisa.
En cuanto a prevención, se ha subrayado la importancia de identificar a las personas con riesgo de tener una úlcera por presión, mediante su valoración y clasificación teniendo en cuenta aspectos relacionados con su capacidad de movimiento, situación de incontinencia, nivel de conciencia y estado nutricional. La detección precoz de estos factores de riesgo, así como la identificación de situaciones que afecten al buen estado de sus tejidos –problemas circulatorios o mal control de la glucemia en personas diabéticas, entre otros- evita la aparición de lesiones o favorece un mejor pronóstico de la herida.
Por otra parte, sobre las novedades en diagnóstico y tratamiento que se han debatido en las jornadas, destacan las nuevas indicaciones para la aplicación de ácidos grasos hiperoxigenados que, además de utilizarse en la prevención de las úlceras por presión, como hasta ahora, se ha probado su eficacia en el tratamiento de la lesión cuando se ha producido un daño superficial en la piel.

No hay comentarios: