martes, 8 de marzo de 2011

Se presenta un procedimiento quirúrgico de remodelación corporal que se basa en los principios de la “cibercirugía”


Se ha presentado recientemente en el Colegio de Médicos de Madrid y con anterioridad en la universidad de Nueva York (“The City University of New York-Hunter College”) un procedimiento quirúrgico de remodelación corporal que se basa en los principios de la “cibercirugía”.
Este método permite eliminar los depósitos de grasa que deforman distintas partes del cuerpo evitando las incisiones traumáticas, los puntos de sutura y las grandes cicatrices. El procedimiento tiene una duración de poco más de una hora y habitualmente se realiza bajo anestesia local y no requiere hospitalización. Por norma general, se puede hacer vida normal al día siguiente de la intervención. El resultado que se consigue es muy gratificante: se remodela la silueta, se reduce la celulitis y se atenúa la flaccidez.
El procedimiento ha sido presentado por las unidades de Cirugía Estética Mínimamente Invasiva de las clínicas: USP-San Jaime (Alicante), USP-Institut Universitari Dexeus (Barcelona), Guimón (Bilbao), Ruber (Madrid), USP-Sagrado Corazón (Sevilla), USP-Palma Planas (Palma de Mallorca) y del grupo Hospitalario Quirón en sus centros de Málaga, San Sebastián, Valencia y Zaragoza.


-Máquinas para reducir, alisar y reafirmar

El proceso de remodelación corporal basado en los principios de la “cibercirugía” consta de tres fases. Durante el procedimiento se emplea aparatología avanzada. Dependiendo del caso, algunos de los dispositivos utilizados se manejan manualmente o de forma automática (mediante aparatos programados para controlar instrumentos especializados).
Fase 1: Con ayuda de un escáner corporal de alta precisión que permite visualizar el interior de las zonas que hay que tratar y conocer su estado, se determina la cantidad de grasa que es preciso eliminar de cada zona para obtener un buen resultado.
Fase 2: consiste en “disparar” con un microcañón láser sobre los depósitos de grasa que precisan tratamiento. El láser atraviesa la piel sin dañarla, llega al tejido graso y, además de desintegrar parte de los excesos de grasa seleccionados, provoca una contracción de la piel (efecto lifting) capaz de atenuar la flaccidez. En función del estado de las zonas que hay que tratar, para esculpir la figura es necesario utilizar otros dispositivos que, como el láser, también permiten desintegrar grasa antiestética y reducir la flaccidez sin necesidad de efectuar ningún corte en la piel. Los más utilizados son los que emiten ultrasonidos y radiofrecuencia. Según sea el caso, se usa un equipo u otro o se utilizan conjuntamente.
Parte de la grasa disuelta se expulsa gradualmente por las vías fisiológicas, y el resto, introduciendo en la zona tratada (a través de una incisión milimétrica que no precisa puntos de sutura) un dispositivo que elimina los depósitos de grasa antiestéticos que hayan podido resistirse a la acción del láser, el ultrasonido y la radiofrecuencia, y el excedente de grasa que el organismo no puede expulsar.
Fase 3: Sobre las zonas de donde se extrajo grasa, se efectúa un masaje específico con un rodillo motorizado que actúa homogeneizando la superficie de la piel.


-A tener en cuenta

Por seguridad y para obtener buenos resultados, es condición indispensable que la técnica sea aplicada por un cirujano especialista y en un ámbito hospitalario. Antes de someterse a la intervención es necesario realizar una visita diagnóstica con el fin de descartar cualquier tipo de contraindicación, conocer los pormenores del método, sus alternativas, las posibles molestias y complicaciones y saber lo que se puede conseguir.


-Lo que cuesta cambiar de imagen

El precio varía en función de la complejidad del caso, el número de zonas a tratar y la cantidad de grasa a extraer. La visita diagnóstica cuesta 30 euros y la intervención oscila entre los 2.000 y los 3.000 euros.
Los procedimientos quirúrgicos de remodelación corporal en España- Según una encuesta realizada por ISAPS (Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética) en 2009, España es el decimosegundo país a nivel mundial por número de intervenciones de cirugía estética.- Según el último estudio realizado por IMOP (Instituo de Marketing y Opinión Pública), encargado por la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) se demuestra que el tipo de intervención quirúrgica que más se realiza en nuestro país son los procedimiento para eliminar los depósitos de grasa que deforman la silueta, con un total de 20.069 intervenciones realizadas.- Del total de intervenciones de cirugía estética realizadas en 2009, el 19,1% corresponden a procedimientos para eliminar la grasa antiestética de distintas zonas del cuerpo , según este último estudio encargado por la SECPRE.- Dentro de este tipo de cirugía, la zona abdominal es la que más demanda tiene (20,3%), seguida de la cintura (14,8%), los muslos (11,6%) y la cadera (11,2%).


-Los especialistas

Esta técnica se lleva a cabo en centros tan importantes como el Institut Universitai Dexeus de Barcelona, la Clínica Ruber de Madrid, la Clínica Quirón de Málaga, San Sebastián, Valencia y Zaragoza, la Clínica Guimon de Bilbao, la Clínica Sagrado Corazón de Sevilla, la Clínica Palmaplanas de Palma de Mallorca y el Hospital San Jaime de Alicante.