jueves, 31 de marzo de 2011

En primavera, Multicentrum®, el complejo de multivitaminas y minerales de Pfizer


La llegada de la primavera puede ser un momento excepcional para darle la vuelta a los datos de la encuesta sobre ‘Salud y bienestar’ que presentó Pfizer recientemente. Según la encuesta de la Unidad de Consumer Healthcare de Pfizer, el 75 por ciento de los españoles afirmaba que no disponía de estas horas; el 80 por ciento que buscaba compaginar mejor la vida laboral y familiar; y por otra parte, el 39 por ciento señalaba que practicaría ejercicio físico, actividad preferida cuando se cuenta con el tiempo y la energía suficiente. Sin embargo, durante estos meses son muchas las personas que se sienten especialmente cansadas. Según indica el doctor Jesús Román. "esta sensación de cansancio no explicable por el esfuerzo o el trabajo que hemos hecho ese día es uno de los principales indicadores de la astenia primaveral. La señal de agotamiento aparece sin previo aviso y puede conllevar fatiga mental y decaimiento general". Para combatir con mayor energía y vitalidad la astenia primaveral y reducir el impacto que tiene en nuestro organismo el cambio de luz, de temperatura o de horarios, los expertos recomiendan cuidarse más en esta época del año. Al respecto, el doctor Jesús Román señala "para mejorar los síntomas de la astenia primaveral se recomienda regularidad en los horarios y en la actividad o descanso nocturno, así como, la práctica regular de ejercicio físico moderado, una alimentación adecuada y complementar la dieta con complementos vitamínicos y minerales que nos aporten las cantidades que necesita nuestro organismo". En el caso de tomar un suplemento vitamínico, el doctor añade "el momento ideal para comenzar sería unas semanas antes de la primavera o justo al principio y hasta el cese de los síntomas". Las vitaminas son nutrientes esenciales que nuestro organismo requiere en pequeñas cantidades para su óptimo funcionamiento, mantener la vitalidad y el bienestar general y en momentos de especial necesidad energética como el proceso de crecimiento, el embarazo, o la madurez. Salvo la vitamina D y K, el organismo no puede producir estas sustancias. Por eso es imprescindible su presencia en la dieta o a través de la ingestión de suplementos cuando sea necesario. Podemos encontrar las vitaminas en una gran cantidad y variedad de alimentos, sin embargo, con el ritmo y estilo de vida actual en determinadas etapas y estaciones del año es recomendable la toma de complementos alimenticios para satisfacer los requerimientos diarios.

No hay comentarios: